Ir al contenido principal

A pedradas con las linternas rojas...




Desprecio las linternas rojas
que alumbran de noche en la puerta
pues aunque obliga la vida
la mente no se hace sierva.

Me llamarán dama, pero soy concubina
me mandarán carrozas, pero iré andando,
hablaré sin que me pregunten
aunque, no me miren directamente a los ojos
hasta que me doblegue la vara del insulto.

Pero aún hay más orgullo en ello
que en toda la servidumbre plebeya habida
¡No quiero tamboriles y linternas rojas
sin nupcias y sin honra!

Vendida al maridaje por las sobras
será mi vida, quedaré sin historia
a cambio de un masaje en los pies
se extenderá para siempre, la fría noche en mi jergón
mientras arden farolillos rojos sobre mi cabeza.

Pero yo, cargaré con mi miserable existencia
mis manos y cuatro harapos
y mi extraordinaria herencia
el sexo de mi madre y sus lágrimas
que limpio con mi puño cerrado.



P.D.: "Las elecciones en la vida no son fáciles, pero a veces es cuestión de cerrar los puños y contener las lágrimas... o de abrir las manos y derramar las lágrimas... ¡tú eliges! (¡¡repito, no es fácil pero... intenta elegir!!)"

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

  1. precioso poema. no todo el mundo vale para cerrar los puños (yo no, por ejemplo), pero la humanidad ha mejorado mucho gracias a mujeres que han luchado con los puños cerrados.
    besos, mari cari!

    ResponderEliminar
  2. Es un poema precioso, jardinera, me ha dejado pensando, algo que me pasa siempre que vengo por tu jardín...

    La vida, para muchos, por no decir todos, es un continuo elegir y elegir, y a veces esas decisiones son tan difíciles de tomar que hay que apretar puños y también el corazón.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Soy de las que eligen cerrar los puños y contener las lágrimas...el 99.9% de la veces.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Yo también soy de cerrar los puños, aunque a veces los abro para que las lágrimas no se estanquen y tengamos un problema de desbordamiento. Una vida triste la de esas mujeres. Muy triste.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Soy de las que abro el puño y dejo derramar las lágrimas y no veas como. En el cole me llamaban María Magdalena.
    Bss y buen finde

    ResponderEliminar
  6. Buen poema, suena intimo y hasta revelador. Me has hecho recordar una deuda con Zhang Yimou. No he visto su filme. Que bueno que tengas de poeta, creo que todos llevamos algo y eso hace de nosotros gente con esperanzas, que no todo es del tipo romántico suicida. Aunque claro, el puño debes llevarlo bien cerrado en la vida. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Life consists of constant series of choices. We know we should go for the right but it’s not always easy and we tend to compromise more or less. Thanks to the women who have fought for women’s wellbeing, society has improved compared to the past but there are still long way to go .

    Yoko

    ResponderEliminar
  8. Yo soy de las lloronas, pero aveces tienes que aprender a cerrar los puños y pelear por lo que deseas. Hermoso poema te mando un beso mi mary

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado el poema y esa mención tuya hacia una cultura que sé de antemano que admiras.

    Yo creo que soy de las que cierran el puño... hasta que pierdo la paciencia. Porque soy una persona de lo más tranquila pero, por desgracia, acontece conmigo lo que con la mayoría de las personas tranquilas: cuando estallamos damos auténtico miedito jejejje

    Un besote y buena semana.

    ResponderEliminar
  10. Qué bello poema, me ha encantado y es que la vida es así, a cada momento tienes que elegir, cual diagrama de flujo y acertar o errar, pero si no te arriesgás, no vivís, jaja
    Feliz domingo amiga!!!!!!!!
    Roos

    ResponderEliminar
  11. Es un poema precioso, tal vez porque vengo de leer un libro que habla de mujeres orgullosas de serlo y luchadoras a muerte. Esta vez habla de grandezas interiores, que es la que realmente importa
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no puedes resistirte a dejar tu comentario... ¡Adelante!

Entradas populares de este blog

EL MAL NECESARIO, de Jaime Covarsí

Hay tanta oferta cultural en esta ciudad de Badajoz en los mismos días y a las mismas horas que es normal que las que se refieren a presentaciones de libros (da igual que sean de novela, relato, poesía, etc.) pasen desapercibidas, por varios motivos, pero el más sorprendente es la que utiliza el boca a boca (Facebook) como única campaña de marketing. Otro motivo de por qué pasa desapercibida una presentación de un libro es porque tendemos a realizarla en una librería, que es justo el almacén de libros más desorbitado en proporción a títulos, así, escuchamos el nombre de uno y ya nos parece hasta mediocre, repetitivo y no sirve indicar que la familia lo lleva ya por la segunda o tercera ediciones o que ha aparecido en diversos blogs y hasta en suplementos culturales que favorecen la posibilidad de retención del susodicho título, pongamos por caso que oímos: El mal necesario, de Jaime Covarsí.
El mal necesario sin embargo, no debe perdérselo el buen lector por la fina ironía que vierte …

...A MERCED DE SU VIENTO.

Que duele, que duele dice, el corazón en un desgarro, un mal latido, una obstrucción, la falta de bombeo y muere, recupera su forma, su valor de músculo, la atrofia de la vida y de su amor.
Y se marchó por el camino de baldosas amarillas —ya va para un año—, se llevó toda mi vida, al perrito faldero, al león que siempre temblaba hiciera frío o calor, y al que rodaba continuamente por el suelo como un jaramago por falta de fuerzas, con su vana existencia.
Ella se fue con sus trenzas de niña y me dejó vacío, hueco. Me dediqué a transportar en mi interior, líquidos y algún sólido, de unas granjas a otras, aquí ordeñaba las vacas; allí ayudaba a la granjera con el agua fresca del pozo; más allá había que llevar aceite para los motores o gasóleo para poder poner en funcionamiento a los tractores; abono para que las plantas crecieran fuertes o granos de maíz para las gallinas y sus pollitos.
Conversaba poco con las gentes del lugar, no se puede coger cariño a los desconocidos, ni a mi amiga l…

SONETO A LA SIERRA DE PELA

SIERRA DE PELA...
(A mi sobrino Fco Javier J M )
No hay en el mundo, para mí, una cumbre, ni un pico, ni montaña que me rija o conquiste con gana tan prolija como lo hace esta sierra con su herrumbre.
Desde mi lejanía la vislumbre y su llama de faro me dirija, que es imagen que a mí me regocija y siempre necesito que me alumbre.
Ella está en la raíz de mi penar, sobre el pueblo en el que una sementera aparqué mi faena de espigar y olvidé la alegría de mi era. ¡Quién sus peñas volviera a jalonar para bajar lozana su ladera!


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥