Ir al contenido principal

EL BAILE DE ADELARDO COVARSÍ



- Querida con ese pie no, por favor, que me haces perder el compás.

- Perdón caballero.



- Eso es, uno dos, uno dos, giro. Giremos hacia el centro del salón si no le importa, porque he visto a cierto tipo que no quisiera saludar hasta final de mes.

- ¿Deudas de juego, por casualidad?

- Me ofendes Querida, es solo que... ¡cuidado!, tu amiga Jess a las 3 en punto.

- ¡Oh, está insoportable! Desde que Covarsí le ha pedido que pose para él no hay quién la aguante, ¿lo ha notado?



- Media vuelta, ¡vamos!, déjese llevar hasta la vista del gran Adelardo Covarsí y ya veremos si no se fija en Vd. también como una de las musas que desea pintar en este triste salón recargado de espejos y escaleras.

- ¿Cree Vd. que... yo podría?

- ¡Naturalmente!, yo mismo me ofrezco a acompañarla si así sucede.



- No sé si mi familia consentiría, ya sabe que para acceder a este bello Casino al no tener ni padre ni hermano, ha tenido que ser el Sr. Gómez quien nos otorgara el billete (carné) de socio.

- Un gesto que le honra, ya sabe que yo aún no puedo hacerlo, aunque por supuesto que lo habría hecho con sumo placer.




- Sí es verdad, Vd. lo es por su familia. ¡Qué suerte tienen sus queridas hermanas!, ya que pueden estar incluidas las personas del bello sexo que, ligadas por vínculos legales con el socio, vivan bajo su mismo techo, y lo varones menores de 18 años.


- Como debe ser Querida, mire ahí tiene al ilustre pintor, sonríale y será Vd. otra inspiración.

- Le pediré un autógrafo...



P.D.: "Quién hubiese tenido el placer de conocer en vida al gran maestro Covarsí"

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

  1. Al menos quedan sus obras, y personas que tú le dan a conocer. El baile me ha recordado a mis años de adolescente cuando mi padre nos enseñaba los primeros compases del vals, un dos tres, y déjate llevar:-) Rebelde aún soy poco manejable:-)
    Me ha gustado mucho y las ilustraciones también.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Una vez conocidos los pasos es mejor dejarse llevar, no dejarse influenciar por las matemáticas y darle al baile la originalidad de improvisar...

    PD:

    Lo bueno es que aun pasando el tiempo, siempre existirá el legado de aquello/as que dejan plasmada la belleza...

    ResponderEliminar
  3. Yo tuve la suerte de estar en su estudio, viendo sus pinceles y algunos bocetos de sus cuadros. Un auténtico lujo.

    ResponderEliminar
  4. Y cómo concentrarse en los pasos con esos frescos que distraen la vista.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Uy hermoso cuadros parecen que te embrujan, te mando un beso y te me cuidas.

    ResponderEliminar
  6. Muy lindas tus palabras...me gustó leerte!
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  7. O poder tener carta abierta para poder entrar (en otro tiempo mejor con bellos vestidos, peinados a la última y zapatitos de satén) y bailar con algún caballero de frac y guante blanco, ¿verdad? A poder ser me pido en el Círculo del Liceo.
    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Adore, el titulo del poema y el poema te mando un beso y te me cuidas

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no puedes resistirte a dejar tu comentario... ¡Adelante!

Entradas populares de este blog

EL MAL NECESARIO, de Jaime Covarsí

Hay tanta oferta cultural en esta ciudad de Badajoz en los mismos días y a las mismas horas que es normal que las que se refieren a presentaciones de libros (da igual que sean de novela, relato, poesía, etc.) pasen desapercibidas, por varios motivos, pero el más sorprendente es la que utiliza el boca a boca (Facebook) como única campaña de marketing. Otro motivo de por qué pasa desapercibida una presentación de un libro es porque tendemos a realizarla en una librería, que es justo el almacén de libros más desorbitado en proporción a títulos, así, escuchamos el nombre de uno y ya nos parece hasta mediocre, repetitivo y no sirve indicar que la familia lo lleva ya por la segunda o tercera ediciones o que ha aparecido en diversos blogs y hasta en suplementos culturales que favorecen la posibilidad de retención del susodicho título, pongamos por caso que oímos: El mal necesario, de Jaime Covarsí.
El mal necesario sin embargo, no debe perdérselo el buen lector por la fina ironía que vierte …

POESÍA: UNICORNIOS QUE SON CABALLOS

He soñado con equinos blancos galopaban encabritados mordiendo sus espumarajos lanzando coces al aire persiguiendo a hombres de todas las edades, les seguí con la vista frenaron sus cuartos traseros en la orilla del mar, no eran unicornios solo valientes caballos que querían salvar…
¿Qué querrían salvar?
He soñado con caballos tan blancos, que relucían  brincando en las montañas relinchando felices ya, y que no volverán pues herraron a sus cascos lo malo humano y gruñen que lo han enterrado en el mar.
P.D.: "Sería tan fácil cambiar el dicho de: Por un clavo se perdió un reino."
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥