Ir al contenido principal

POESÍA: ROLANDO UN TACTO FRÍO




Tus manos de nieve finiquitan
en uñas de blanca escarcha
como trineo de afilados cantos
sensiblemente mis valles trazan,
filamentos petrificados
restallan acá y allá
provocando corporales fogatas.

Moléculas de agua
mutadas a cero grados
de aparente quietud
que abrasan todo a su paso,
de arriba abajo y de abajo arriba
sin meta, sin maleta, sin abrigo, sin testigos.

Solo estremecimiento vítreo
de tus dedos por mi blanco campo,
a borbotones ardiendo tus yemas
sobre mí, tu deshielo está rolando.


video




P.D.: "Conseguir que la indiferencia, en todos los ámbitos, desaparezca es una tarea que solo puede ser ganada con el calor, el humano"

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

  1. El calor humano hace florecer todos los jardines. En tu jardín se encuentra siempre ese calor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. precioso poema y muy bien entonado, mari cari. hay personas que dan calor y hay personas que dan un frío interno que no se quita ni poniéndose un abrigo. como los hombres grises de la novela 'momo' de michael ende.
    besos!

    ResponderEliminar
  3. Sabias palabras, mi querida jardinera fiel, el calor humano es capaz de derretir hasta el mismísimo Muro de Martin.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Ay que no estoy para fríos y escalofríos. Necesito calor de todo tipo. Humano, climatológico y de alimentación que no fiebre.
    Pero que maravillas sacas de un bloque de hielo.
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Derretir el hielo del corazón humano, lamentablemente, es una tarea muy complicada. En especial, la de los grandes magnates que manejan el mundo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Uy hasta frió me dio, pero una sonrisa y una amistad siempre dan calor hasta al mas frió corazón

    ResponderEliminar
  7. Y a veces ese calor es insuficiente...

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. En este tiempo floreado y luminoso parace que l anieve queda lejos, pero qué va. Para este próximo fin de semana dan nieve otra vez en las cumbres, así que me veo rescatando el abrigo, el gorro y los guantes, amiga.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Un poema precioso. Estremecimiento vitreo, borbotones ardiendo... El lenguaje es terrible, que infinita capacidad de provocar al alma.

    ResponderEliminar
  10. Me marcho, solo de pensar en el gélido frío se me entumece los sentidos...

    PD:
    La indiferencia se esta apoderando de la humanidad, total, con ver donde nos alcanza la nariz, es suficiente para no sufrir el mal ajeno y aun siendo un error, seguimos cayendo hacia la unidad absoluta, a ver si nos damos calorcito y cambiamos la situación, difícil, pero no imposible.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no puedes resistirte a dejar tu comentario... ¡Adelante!

Entradas populares de este blog

SIRIA, YA NO ES SIRIA, SIRIA ES HISTORIA!

SIRIA,
Todo comenzó en la distancia, como quien ve una película, pero me agarró el corazón...
Cari Jiménez Te gusta esta página · 4 de septiembre de 2015 · Editado · 

Siento no poder evitar que mi poesía no tenga el poder que yo quisiera para resucitar a los inocentes, pero intentaré imaginar que es una horrorosa película pues no sé cómo parar la Guerra...
.
YO SOY REFUGIADO, MI PELÍCULA
.
Panorámica en plano americano
en mar adentro el zoom hacia la orilla
y al llegar a la playa en corto plano
enfocad la silueta en la gravilla
.
silenciosa, aquietada, sin respiro
cae la luz encima de su busto,
solo el ruido del mar, mientras en giro
la cámara, con voz en off de susto
.
va llamando al niñito que se mece:
no juegues donde rompen fuertes olas,
no juegues marinero al que guarece
un barco de papel con sus cabriolas.
.
¡Corten! Que deje el niño ya el rodaje
y "Yo soy refugiado" va a montaje. .
.
Y hoy continua...
Bienvenidos Refugiados - España
¡ESPERANZA!!! ¡El Acuerdo EU-Turquia se tambalea!!! SENTEN…

POESÍA: UNICORNIOS QUE SON CABALLOS

He soñado con equinos blancos galopaban encabritados mordiendo sus espumarajos lanzando coces al aire persiguiendo a hombres de todas las edades, les seguí con la vista frenaron sus cuartos traseros en la orilla del mar, no eran unicornios solo valientes caballos que querían salvar…
¿Qué querrían salvar?
He soñado con caballos tan blancos, que relucían  brincando en las montañas relinchando felices ya, y que no volverán pues herraron a sus cascos lo malo humano y gruñen que lo han enterrado en el mar.
P.D.: "Sería tan fácil cambiar el dicho de: Por un clavo se perdió un reino."
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥