Ir al contenido principal

POESÍA: BALLENAS NEGRAS DE JARDÍN





La hormiga recolecta la gota de rocío

cerrados los ojos, pues teme ver, a través de ella,

la inmensidad en los poros de los pétalos en declive.



Se halla en plena faena, absorta en su rastro químico

ella siempre tan dispuesta, tan laboriosa, tan herramienta

de ese trabajo de simpleza, armonioso conjuntivo.



Encuentra su dicha transportando,

removiendo y llevando arriba y abajo

vigilando la mortalidad de la hoja de seda.



Como una ballena negra en miniatura, en el jardín,

con gorda cabeza estéril metida en escafandra,

bañándose mientras arrastra la gota de agua.



Mira orgullosa a su diligente vecindad, 

quién llevará la gota más amarga,

y barcas negras de 6 remos surcan mares de crestas y

cráteres de polen inmensos en fragancias.



Terrible destino, el de las ballenas negras de jardín.



P.D.: "Lo malo no es ser una hormiga, lo es sentirse cómo tal"

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

  1. las hormigas ven las gotas de agua como grandes esferas. la gravedad no es suficiente para romper su tensión superficial.
    besos y que tengas una buena semana, mari cari.

    ResponderEliminar
  2. Entre los versos y la posdata, no podría sentirme más tocada, como siempre, mi querida amiga jardinera.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Yo, que a veces me siento hormiga , cuando es así no lo paso tan mal soy consciente de mi pequeñez y de mi fuerza.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Esta jardinera amiga siempre me sorprende,
    estás guapísima en la foto,
    mucho !!

    besos a esta escritora fiel,

    ^^

    ResponderEliminar
  5. Uy, que no veía yo las ballenas por ninguna parte hasta que empecé a leer y me di cuenta de que no importa el tamaño, puesto que hasta la criatura más insignificante es amada por Dios y cumple una labor importante en la naturaleza.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Sentirse hormiga o ballena, siempre depende del momento... mejor lo aceptamos y seguimos ¿no?

    Tu poema, tus frases... te definen, dibujan tu sensibilidad que se sale por todos tus poros, jardinera.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  7. Lo único bueno para las cuidadoras del jardín, que a diferencia de las ballenas, las pobres hormigas pueden ser pisoteadas.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. que bonito...prefiero ser hormiga a leon por ejemplo....
    yo las admiro...y lo digo en serio....
    esa disciplina...esa sencillez....esa union....


    me encanto la poesia....

    un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no puedes resistirte a dejar tu comentario... ¡Adelante!

Entradas populares de este blog

EL MAL NECESARIO, de Jaime Covarsí

Hay tanta oferta cultural en esta ciudad de Badajoz en los mismos días y a las mismas horas que es normal que las que se refieren a presentaciones de libros (da igual que sean de novela, relato, poesía, etc.) pasen desapercibidas, por varios motivos, pero el más sorprendente es la que utiliza el boca a boca (Facebook) como única campaña de marketing. Otro motivo de por qué pasa desapercibida una presentación de un libro es porque tendemos a realizarla en una librería, que es justo el almacén de libros más desorbitado en proporción a títulos, así, escuchamos el nombre de uno y ya nos parece hasta mediocre, repetitivo y no sirve indicar que la familia lo lleva ya por la segunda o tercera ediciones o que ha aparecido en diversos blogs y hasta en suplementos culturales que favorecen la posibilidad de retención del susodicho título, pongamos por caso que oímos: El mal necesario, de Jaime Covarsí.
El mal necesario sin embargo, no debe perdérselo el buen lector por la fina ironía que vierte …

UNA MANZANA EN LA NEVERA de Sandra Sánchez

UNA MANZANA EN LA NEVERA de Sandra Sánchez, por Caridad Jiménez Parralejo (BREVE RESEÑA del POEMARIO de la editorial Piediciones, publicado en Octubre de 2017.)
Abrí la puerta de la nevera y no tuve que meter mi cabeza adentro para ver cuál era su contenido, saltaba a la vista una roja manzana. 

Una manzana en la nevera de la poeta asturiana Sandra Sánchez, es una nevera en modo libro que si a su vez abrimos su puerta o cubierta, ¿qué ocurrirá? Seguramente se encienda la lucecita como en la nevera y tal que si fuésemos Adán y Eva, mordamos la manzana.
Con el primer muerdo a su manzana se nos escancia en la boca un sabor poético a carpe diem como en el poema Un día abrí los ojos cuando dice: “Un día abrí los ojos/ y habían pasado veinte años./ … Apenas nada.” y que nos va a acompañar en cada mordisco, unas veces en primer plano y otras como un regusto, tales son los casos de Gameovercuando dice: “…de saber de qué va el juego éste/ -al fin-/ en el que sólo hay una vida.”; y también en Apren…

SONETO A LA SIERRA DE PELA

SIERRA DE PELA...
(A mi sobrino Fco Javier J M )
No hay en el mundo, para mí, una cumbre, ni un pico, ni montaña que me rija o conquiste con gana tan prolija como lo hace esta sierra con su herrumbre.
Desde mi lejanía la vislumbre y su llama de faro me dirija, que es imagen que a mí me regocija y siempre necesito que me alumbre.
Ella está en la raíz de mi penar, sobre el pueblo en el que una sementera aparqué mi faena de espigar y olvidé la alegría de mi era. ¡Quién sus peñas volviera a jalonar para bajar lozana su ladera!


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥