Ir al contenido principal

POESÍA: LIRAS PARA DOS AMAPOLAS ROJAS

Liras para Dos Amapolas rojas



Entre el verde adivino
puntos rojos en ásperas cunetas
alegrando el camino
de sencillas siluetas
opuestas cuatro rojas papeletas.




Copón fina corola
a mano alzada sobre papel fino
¡qué roja es la amapola!
su olor ya es desatino
y en castigo, su efímero destino.


P.D.: "No sé qué le pasó al Jardín, lo encontré adorando a las Amapolas, yo que pensé que le gustaban las rosas y ahora... descubrí que algo dentro de él cambio y con él... 

... MariCari, la Jardinera fiel."

{¡B U E N A_____S U E R T E!}
♥ ღ ♥



Oh Katy, pues no quedó aquí, en mi propio Jardín que deseo con todo el alma que te lleves las liras con amapolas... Pues muy agradecida que hayas realizado esta entrada con ellas en tu blog. Gracias de corazón... http://katy-pasitoscortos.blogspot.com.es/2013/07/amapolas.html

Comentarios

  1. Soy una enamorada de las amapolas y de tu poesía también.

    ResponderEliminar
  2. Bonitas fotos...y siempre es mejor el punto rojo....y Rihanna me encanta...un beso desde Murcia...

    ResponderEliminar
  3. Las rosas siempre están ahí, todo el año; la amapola nos alegra con su bonito color aunque como bien dices es efímera y ahora me pongo filosofa y digo: muchas cosas de la vida también lo son Bss.

    ResponderEliminar
  4. Hola! Soy Roos y enojada porque blogger sigue malo conmigo, por eso de anónimo hoy!!!
    Siempre es bueno un cambio y eso de las amapolas me gusta!!!
    Que tengas feliz viernes preciosa!!!
    Roos

    ResponderEliminar
  5. me gustan las flores, hoy he hecho fotos a unas cuantas. las flores son algo que nunca deja de atraer mi atención, ni siquiera en los momentos de <3
    besos, mari cari!

    ResponderEliminar
  6. Muy feliz de que el jardín y su talentosa jardinera rindan honores a las amapolas, porque me encantan, tanto como tus versos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Nacen tantas durante la primavera y son tan efímeras... casi dan lástima surgiendo en cualquier parte, adornando esas cunetas feas y anodinas, embelleciéndolas con su humildad sensual de rojo fuego.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Feliz de ver amapolas, una flor tan difícil de cultivar por acá, tanto que casi no se ven.
    Las rosas son universales.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Es fácil enamorarse de lo sencillo, tu jardín es muy listo!!
    Besinos

    ResponderEliminar
  10. Este se me pasó porque justo andaba en urgencias con la quemadura.:-(
    Con tu permiso me lo llevaré cuando publique mi monográfico sobre amapolas. Pondre tu blog el enlace y derechos de au¡tor:-) Las adoro.
    Ya te mando el enlace.
    Bss

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no puedes resistirte a dejar tu comentario... ¡Adelante!

Entradas populares de este blog

EL MAL NECESARIO, de Jaime Covarsí

Hay tanta oferta cultural en esta ciudad de Badajoz en los mismos días y a las mismas horas que es normal que las que se refieren a presentaciones de libros (da igual que sean de novela, relato, poesía, etc.) pasen desapercibidas, por varios motivos, pero el más sorprendente es la que utiliza el boca a boca (Facebook) como única campaña de marketing. Otro motivo de por qué pasa desapercibida una presentación de un libro es porque tendemos a realizarla en una librería, que es justo el almacén de libros más desorbitado en proporción a títulos, así, escuchamos el nombre de uno y ya nos parece hasta mediocre, repetitivo y no sirve indicar que la familia lo lleva ya por la segunda o tercera ediciones o que ha aparecido en diversos blogs y hasta en suplementos culturales que favorecen la posibilidad de retención del susodicho título, pongamos por caso que oímos: El mal necesario, de Jaime Covarsí.
El mal necesario sin embargo, no debe perdérselo el buen lector por la fina ironía que vierte …

POESÍA: UNICORNIOS QUE SON CABALLOS

He soñado con equinos blancos galopaban encabritados mordiendo sus espumarajos lanzando coces al aire persiguiendo a hombres de todas las edades, les seguí con la vista frenaron sus cuartos traseros en la orilla del mar, no eran unicornios solo valientes caballos que querían salvar…
¿Qué querrían salvar?
He soñado con caballos tan blancos, que relucían  brincando en las montañas relinchando felices ya, y que no volverán pues herraron a sus cascos lo malo humano y gruñen que lo han enterrado en el mar.
P.D.: "Sería tan fácil cambiar el dicho de: Por un clavo se perdió un reino."
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥