Ir al contenido principal

POESÍA: COMO ENTRE DOS TIGRES ME HALLO

Piensas tocar mi corazón con tu pluma
con tu voz cálida, entrecortada,
como si trinaras
pero al besarte, noto tu nicotina,
y al tenerte entre mis rodillas
subo al cielo entre bellos retablos
eres mi ángel custodio
que aprieta mi corazón y me absorbe el alma.

Como entre dos tigres me hallo
sentada e inmovilizada.




















Mi voz en susurro te llama
pues miro tus ojos y bebo tus besos
mientras los tigres se impacientan,
y mi dedo índice se eleva
acariciando tu oreja,
y tú, tranquilo, chupas el cigarrillo
que saboreas
como yo saboreo tu sudor, tu instinto.





















No puedo moverme, entre dos tigres me hallo.
Y si me giro, sé que desaparecerás,
continúas a mi espalda
tú ahí, yo aquí, los tigres en posición carnal
quisiera huir, y llorar, y gemir,
pero sé, que no llegaría a salvarme
que no tendré nada más que una corona
de flores azules y blancas.

Y los tigres me atacan
voy perdiendo tu voz y solo oigo tu instinto saciado
y embriagada me dejo llevar,
los tigres me han devorado y no te encuentro,
mientras el rojo entra en mis ojos…

P.D.: "Corremos riesgos pues en ello nos va el placer y a veces, el placer nos domina"

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

  1. Huy tu jardín se convirtió en una selva, los tigres del amor te acechan y sucumbes en las hermosas garras del amor.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. quedarse quieto no siempre es lo más seguro, porque incluso de ese modo los tigres te pueden atacar. mejor moverse y arriesgar.
    por cierto mari cari, estoy entre los cinco primeros de las gotas de rocío, nunca me lo propuse pero ahí me he encontrado cuando he querido darme cuenta. ;)
    besos!

    ResponderEliminar
  3. Nunca renunciaré a correr riesgo por lo que merece la pena... lo trágico es cuando te das cuenta que no mereció la pena. Pese a ello, no renuncio al peligro aunque sea entre tigres...

    Cuídate por eso ehh...

    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Sí Chema... hace tiempo que sé que el Jardín ya está en familia... y sí, hace tiempo que eres su familia, de eso ambos os dais cuenta... Gracias por existir en el Jardín. Bss

    ResponderEliminar
  5. Vale el riesgo por perseguir los sueños, y además, muchas veces nuestros miedos son mucho más peligrosos que unos tigres ;)

    Mil besos, querida amiga.

    ResponderEliminar
  6. Cierto, espero que no te coman los tigres un beso mi Mari.

    ResponderEliminar
  7. Totalmente carnal e instintivo. Sera por los tigres:-)
    Bss y buen domingo

    ResponderEliminar
  8. Los tigres siempre están al acecho, el riesgo de vivir es como hacerles frente o si nos quedamos sin arriesgar nada.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola Amiga: hermosa poesía... te espero por mi blog... Besitos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no puedes resistirte a dejar tu comentario... ¡Adelante!

Entradas populares de este blog

EL MAL NECESARIO, de Jaime Covarsí

Hay tanta oferta cultural en esta ciudad de Badajoz en los mismos días y a las mismas horas que es normal que las que se refieren a presentaciones de libros (da igual que sean de novela, relato, poesía, etc.) pasen desapercibidas, por varios motivos, pero el más sorprendente es la que utiliza el boca a boca (Facebook) como única campaña de marketing. Otro motivo de por qué pasa desapercibida una presentación de un libro es porque tendemos a realizarla en una librería, que es justo el almacén de libros más desorbitado en proporción a títulos, así, escuchamos el nombre de uno y ya nos parece hasta mediocre, repetitivo y no sirve indicar que la familia lo lleva ya por la segunda o tercera ediciones o que ha aparecido en diversos blogs y hasta en suplementos culturales que favorecen la posibilidad de retención del susodicho título, pongamos por caso que oímos: El mal necesario, de Jaime Covarsí.
El mal necesario sin embargo, no debe perdérselo el buen lector por la fina ironía que vierte …

SONETO A LA SIERRA DE PELA

SIERRA DE PELA...
(A mi sobrino Fco Javier J M )
No hay en el mundo, para mí, una cumbre, ni un pico, ni montaña que me rija o conquiste con gana tan prolija como lo hace esta sierra con su herrumbre.
Desde mi lejanía la vislumbre y su llama de faro me dirija, que es imagen que a mí me regocija y siempre necesito que me alumbre.
Ella está en la raíz de mi penar, sobre el pueblo en el que una sementera aparqué mi faena de espigar y olvidé la alegría de mi era. ¡Quién sus peñas volviera a jalonar para bajar lozana su ladera!


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

...A MERCED DE SU VIENTO.

Que duele, que duele dice, el corazón en un desgarro, un mal latido, una obstrucción, la falta de bombeo y muere, recupera su forma, su valor de músculo, la atrofia de la vida y de su amor.
Y se marchó por el camino de baldosas amarillas —ya va para un año—, se llevó toda mi vida, al perrito faldero, al león que siempre temblaba hiciera frío o calor, y al que rodaba continuamente por el suelo como un jaramago por falta de fuerzas, con su vana existencia.
Ella se fue con sus trenzas de niña y me dejó vacío, hueco. Me dediqué a transportar en mi interior, líquidos y algún sólido, de unas granjas a otras, aquí ordeñaba las vacas; allí ayudaba a la granjera con el agua fresca del pozo; más allá había que llevar aceite para los motores o gasóleo para poder poner en funcionamiento a los tractores; abono para que las plantas crecieran fuertes o granos de maíz para las gallinas y sus pollitos.
Conversaba poco con las gentes del lugar, no se puede coger cariño a los desconocidos, ni a mi amiga l…