Ir al contenido principal

CAER BOCARRIBA... ¡QUE PUTADA SI ERES...

... diputada! (ja, ja)

... CUCARACHA.

En muchos casos no hay diferencia, dice mi amiga Jess.

Me parto con mi amiga Jess, mira que leerme en la playa bien en alto una noticia como ésta!!

Al parecer las cucarachas siempre mueren bocarriba porque se las van encogiendo las patas, osea, que se van quedando cojas y de ahí que comiencen a volcarse y ¡zas patas arriba!, y esto también les pasa si las rociamos con insecticida pues ataca a su sistema nervioso poniéndolas rígidas y ¡zas las patas se encogen y bocarriba!

Al sistema nervioso de mi amiga Jess le ataca la simple visión de (no, de una cucaracha cualquiera no, je, je)  solo con ver el insecticida en mi casa, pues ella sigue la siguiente estrategia para matarlas... Como se ha comprobado que no son capaces de darse la vuelta, ella las va poniendo bocarriba y solo tiene que verlas así durante 14 días, pues curiosamente este bichejo (hay más de 4500 especies distintas) aunque les cortes la cabeza son los días que vive, y digo yo... ¡Qué vida es una vida sin cabeza!

Y mi amiga Jess me dice: ¡uyy... pues ahora entiendo yo porqué muchas personas se comportan como verdaderas cucarachas, porque los pobres tienen muy poca cabeza!



P.D.: "Pues eso que hay andando por ahí, millones y millones de cucharachas con poca cabeza"

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

  1. Muy requetebueno, pero tu amiga Jess debería dejar de ser tan cruel con las pobres cucarachas (que son asquerosas, sí, pero se merecen un final algo menos truculento)

    ResponderEliminar
  2. Uy odio las cucarachas, te mando un beso y cuídate mucho

    ResponderEliminar
  3. Si Jardinerita ya lo sabia Kafka "todos podemos convertirnos en cucarachas" con el asco que me dan, Dios quiera que a mi no me tienten para formar parte de esa especie que puede sobrevivir sin cabeza y pasarse tumbado a la bartola días.
    P.D.: ¿y si mutan y sobreviven sin cabeza años y años? ¡qué miedo!.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  4. Tu amiga Jess es muy graciosa lo se, pero te podía haber ahorrado la foto. Creo que es único animal que no soporto. Prefiero un piojo. Es un trauma infantil
    Que asco. Me voy corriendo y no vuelvo hasta que barras el jardín.
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Te confieso, amiga mía, que he pasado con miedo por el jardín, le tengo fobia a las cucarachas, y ya te imaginas...

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué asquete! Nunca me lo había preguntado, la verdad. Las veía debatirse con la muerte patas arriba y nunca me lo había preguntado... Prefiero no verlas, ni vivas ni muertas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. jajaajja Yo pensaba que lo máximo era morir con las botas puestas hasta que leo lo de las cucarachas.

    Hola

    ResponderEliminar
  8. Hola amigaaaa lindo pasar de nuevo por este sitio tan grato...Besos y muchos abracitos!!!

    ResponderEliminar
  9. De allí viene la canción "la cucaracha, la cucaracha, ya no puede caminar..."
    Vos filósofa bichosa y yo que canto pavadas.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no puedes resistirte a dejar tu comentario... ¡Adelante!

Entradas populares de este blog

EL MAL NECESARIO, de Jaime Covarsí

Hay tanta oferta cultural en esta ciudad de Badajoz en los mismos días y a las mismas horas que es normal que las que se refieren a presentaciones de libros (da igual que sean de novela, relato, poesía, etc.) pasen desapercibidas, por varios motivos, pero el más sorprendente es la que utiliza el boca a boca (Facebook) como única campaña de marketing. Otro motivo de por qué pasa desapercibida una presentación de un libro es porque tendemos a realizarla en una librería, que es justo el almacén de libros más desorbitado en proporción a títulos, así, escuchamos el nombre de uno y ya nos parece hasta mediocre, repetitivo y no sirve indicar que la familia lo lleva ya por la segunda o tercera ediciones o que ha aparecido en diversos blogs y hasta en suplementos culturales que favorecen la posibilidad de retención del susodicho título, pongamos por caso que oímos: El mal necesario, de Jaime Covarsí.
El mal necesario sin embargo, no debe perdérselo el buen lector por la fina ironía que vierte …

UNA MANZANA EN LA NEVERA de Sandra Sánchez

UNA MANZANA EN LA NEVERA de Sandra Sánchez, por Caridad Jiménez Parralejo (BREVE RESEÑA del POEMARIO de la editorial Piediciones, publicado en Octubre de 2017.)
Abrí la puerta de la nevera y no tuve que meter mi cabeza adentro para ver cuál era su contenido, saltaba a la vista una roja manzana. 

Una manzana en la nevera de la poeta asturiana Sandra Sánchez, es una nevera en modo libro que si a su vez abrimos su puerta o cubierta, ¿qué ocurrirá? Seguramente se encienda la lucecita como en la nevera y tal que si fuésemos Adán y Eva, mordamos la manzana.
Con el primer muerdo a su manzana se nos escancia en la boca un sabor poético a carpe diem como en el poema Un día abrí los ojos cuando dice: “Un día abrí los ojos/ y habían pasado veinte años./ … Apenas nada.” y que nos va a acompañar en cada mordisco, unas veces en primer plano y otras como un regusto, tales son los casos de Gameovercuando dice: “…de saber de qué va el juego éste/ -al fin-/ en el que sólo hay una vida.”; y también en Apren…

SONETO A LA SIERRA DE PELA

SIERRA DE PELA...
(A mi sobrino Fco Javier J M )
No hay en el mundo, para mí, una cumbre, ni un pico, ni montaña que me rija o conquiste con gana tan prolija como lo hace esta sierra con su herrumbre.
Desde mi lejanía la vislumbre y su llama de faro me dirija, que es imagen que a mí me regocija y siempre necesito que me alumbre.
Ella está en la raíz de mi penar, sobre el pueblo en el que una sementera aparqué mi faena de espigar y olvidé la alegría de mi era. ¡Quién sus peñas volviera a jalonar para bajar lozana su ladera!


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥