Ir al contenido principal

CAER BOCARRIBA... ¡QUE PUTADA SI ERES...

... diputada! (ja, ja)

... CUCARACHA.

En muchos casos no hay diferencia, dice mi amiga Jess.

Me parto con mi amiga Jess, mira que leerme en la playa bien en alto una noticia como ésta!!

Al parecer las cucarachas siempre mueren bocarriba porque se las van encogiendo las patas, osea, que se van quedando cojas y de ahí que comiencen a volcarse y ¡zas patas arriba!, y esto también les pasa si las rociamos con insecticida pues ataca a su sistema nervioso poniéndolas rígidas y ¡zas las patas se encogen y bocarriba!

Al sistema nervioso de mi amiga Jess le ataca la simple visión de (no, de una cucaracha cualquiera no, je, je)  solo con ver el insecticida en mi casa, pues ella sigue la siguiente estrategia para matarlas... Como se ha comprobado que no son capaces de darse la vuelta, ella las va poniendo bocarriba y solo tiene que verlas así durante 14 días, pues curiosamente este bichejo (hay más de 4500 especies distintas) aunque les cortes la cabeza son los días que vive, y digo yo... ¡Qué vida es una vida sin cabeza!

Y mi amiga Jess me dice: ¡uyy... pues ahora entiendo yo porqué muchas personas se comportan como verdaderas cucarachas, porque los pobres tienen muy poca cabeza!



P.D.: "Pues eso que hay andando por ahí, millones y millones de cucharachas con poca cabeza"

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

  1. Muy requetebueno, pero tu amiga Jess debería dejar de ser tan cruel con las pobres cucarachas (que son asquerosas, sí, pero se merecen un final algo menos truculento)

    ResponderEliminar
  2. Uy odio las cucarachas, te mando un beso y cuídate mucho

    ResponderEliminar
  3. Si Jardinerita ya lo sabia Kafka "todos podemos convertirnos en cucarachas" con el asco que me dan, Dios quiera que a mi no me tienten para formar parte de esa especie que puede sobrevivir sin cabeza y pasarse tumbado a la bartola días.
    P.D.: ¿y si mutan y sobreviven sin cabeza años y años? ¡qué miedo!.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  4. Tu amiga Jess es muy graciosa lo se, pero te podía haber ahorrado la foto. Creo que es único animal que no soporto. Prefiero un piojo. Es un trauma infantil
    Que asco. Me voy corriendo y no vuelvo hasta que barras el jardín.
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Te confieso, amiga mía, que he pasado con miedo por el jardín, le tengo fobia a las cucarachas, y ya te imaginas...

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué asquete! Nunca me lo había preguntado, la verdad. Las veía debatirse con la muerte patas arriba y nunca me lo había preguntado... Prefiero no verlas, ni vivas ni muertas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. jajaajja Yo pensaba que lo máximo era morir con las botas puestas hasta que leo lo de las cucarachas.

    Hola

    ResponderEliminar
  8. Hola amigaaaa lindo pasar de nuevo por este sitio tan grato...Besos y muchos abracitos!!!

    ResponderEliminar
  9. De allí viene la canción "la cucaracha, la cucaracha, ya no puede caminar..."
    Vos filósofa bichosa y yo que canto pavadas.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no puedes resistirte a dejar tu comentario... ¡Adelante!

Entradas populares de este blog

EL MAL NECESARIO, de Jaime Covarsí

Hay tanta oferta cultural en esta ciudad de Badajoz en los mismos días y a las mismas horas que es normal que las que se refieren a presentaciones de libros (da igual que sean de novela, relato, poesía, etc.) pasen desapercibidas, por varios motivos, pero el más sorprendente es la que utiliza el boca a boca (Facebook) como única campaña de marketing. Otro motivo de por qué pasa desapercibida una presentación de un libro es porque tendemos a realizarla en una librería, que es justo el almacén de libros más desorbitado en proporción a títulos, así, escuchamos el nombre de uno y ya nos parece hasta mediocre, repetitivo y no sirve indicar que la familia lo lleva ya por la segunda o tercera ediciones o que ha aparecido en diversos blogs y hasta en suplementos culturales que favorecen la posibilidad de retención del susodicho título, pongamos por caso que oímos: El mal necesario, de Jaime Covarsí.
El mal necesario sin embargo, no debe perdérselo el buen lector por la fina ironía que vierte …

...A MERCED DE SU VIENTO.

Que duele, que duele dice, el corazón en un desgarro, un mal latido, una obstrucción, la falta de bombeo y muere, recupera su forma, su valor de músculo, la atrofia de la vida y de su amor.
Y se marchó por el camino de baldosas amarillas —ya va para un año—, se llevó toda mi vida, al perrito faldero, al león que siempre temblaba hiciera frío o calor, y al que rodaba continuamente por el suelo como un jaramago por falta de fuerzas, con su vana existencia.
Ella se fue con sus trenzas de niña y me dejó vacío, hueco. Me dediqué a transportar en mi interior, líquidos y algún sólido, de unas granjas a otras, aquí ordeñaba las vacas; allí ayudaba a la granjera con el agua fresca del pozo; más allá había que llevar aceite para los motores o gasóleo para poder poner en funcionamiento a los tractores; abono para que las plantas crecieran fuertes o granos de maíz para las gallinas y sus pollitos.
Conversaba poco con las gentes del lugar, no se puede coger cariño a los desconocidos, ni a mi amiga l…

POESÍA: UNICORNIOS QUE SON CABALLOS

He soñado con equinos blancos galopaban encabritados mordiendo sus espumarajos lanzando coces al aire persiguiendo a hombres de todas las edades, les seguí con la vista frenaron sus cuartos traseros en la orilla del mar, no eran unicornios solo valientes caballos que querían salvar…
¿Qué querrían salvar?
He soñado con caballos tan blancos, que relucían  brincando en las montañas relinchando felices ya, y que no volverán pues herraron a sus cascos lo malo humano y gruñen que lo han enterrado en el mar.
P.D.: "Sería tan fácil cambiar el dicho de: Por un clavo se perdió un reino."
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥