Ir al contenido principal

GOOGLE NO OLVIDA Y YO TAMPOCO

En toda conversación las palabras se las lleva el viento, tú me dijiste, yo te dije y así hasta que la conversación ya no tiene nada que ver con la primigenia (sobre todo si interviene en ella una vecina o el portero del quinto).

Pues en Internet no pasa, no hay derecho al olvido, los buscadores de internet vienen a ser como el pepito grillo que no hay forma de escapar de su memoria por muchos años que pasen y así que cien años dure.

Y el Parlamento Europeo estudia si Google tiene que olvidar, cuando mis datos ya no tengan relevancia ni son de interés público o pueden causarme una lesión, tengo derecho, tengo derecho de cancelación y oposición de los datos personales.
"La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) acusa a Google de negarse a reconocer el derecho al olvido de los ciudadanos y recurrir sus resoluciones ante la Audiencia Nacional. "El buscador no es un mero vehículo de transmisión, sino que, para ofrecer resultados en sus búsquedas, recopila datos personales, recurre a medios técnicos situados en España (servidores web) y tiene la obligación de atender las peticiones de los ciudadanos que denuncian informaciones que se puedan considerar lesivas para sus derechos", asegura la AEPD. "

El derecho al olvido reconoce el derecho de los ciudadanos a ejercitar sus derechos de cancelación y oposición, pero a mí Google en estos días, me ha hecho feliz... pues me ha recordado que una vez dirigí una gran revista https://www.dropbox.com/s/8cfd63yxpooym3a/4%20campus%20inicial.pdf


  1. https://www.dropbox.com/.../4%20campus%20n%C2%BA%201.pdf
  2. https://www.dropbox.com/.../4%20campus%20n%C2%BA2.pdf
  3. https://www.dropbox.com/.../4%20campus%20n%C2%BA3.pdf
  4. https://www.dropbox.com/.../4%20campus%20n%C2%BA%204.pdf
  5. https://www.dropbox.com/.../4%20campus%20n%C2%BA%205.pdf
  6. https://www.dropbox.com/.../4%20campus%20n%C2%BA%206.pdf
  7. https://www.dropbox.com/.../4%20campus%20n%C2%BA%207.pdf
  8. https://www.dropbox.com/.../4%20campus%20n%C2%BA%208.pdf
  9. https://www.dropbox.com/.../4%20campus%20n%C2%BA%209.pdf

P.D.: "Las máquinas nos recuerdan que somos humanos"

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

  1. En este caso, un feliz recordatorio, así deberían ser todos, ¿no, amiga jardinera?

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  2. Uy genial y gogloe esta en todo, te mando un abrazo y te me cuidas.

    ResponderEliminar
  3. Las máquinas nos recuerdan que un día fuimos humanos.
    Muy bueno el resultado de tu trabajo. Zorionak.

    ResponderEliminar
  4. De vez en cuando, internet nos muestra que sirve para más que jugar en línea. Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no puedes resistirte a dejar tu comentario... ¡Adelante!

Entradas populares de este blog

EL MAL NECESARIO, de Jaime Covarsí

Hay tanta oferta cultural en esta ciudad de Badajoz en los mismos días y a las mismas horas que es normal que las que se refieren a presentaciones de libros (da igual que sean de novela, relato, poesía, etc.) pasen desapercibidas, por varios motivos, pero el más sorprendente es la que utiliza el boca a boca (Facebook) como única campaña de marketing. Otro motivo de por qué pasa desapercibida una presentación de un libro es porque tendemos a realizarla en una librería, que es justo el almacén de libros más desorbitado en proporción a títulos, así, escuchamos el nombre de uno y ya nos parece hasta mediocre, repetitivo y no sirve indicar que la familia lo lleva ya por la segunda o tercera ediciones o que ha aparecido en diversos blogs y hasta en suplementos culturales que favorecen la posibilidad de retención del susodicho título, pongamos por caso que oímos: El mal necesario, de Jaime Covarsí.
El mal necesario sin embargo, no debe perdérselo el buen lector por la fina ironía que vierte …

...A MERCED DE SU VIENTO.

Que duele, que duele dice, el corazón en un desgarro, un mal latido, una obstrucción, la falta de bombeo y muere, recupera su forma, su valor de músculo, la atrofia de la vida y de su amor.
Y se marchó por el camino de baldosas amarillas —ya va para un año—, se llevó toda mi vida, al perrito faldero, al león que siempre temblaba hiciera frío o calor, y al que rodaba continuamente por el suelo como un jaramago por falta de fuerzas, con su vana existencia.
Ella se fue con sus trenzas de niña y me dejó vacío, hueco. Me dediqué a transportar en mi interior, líquidos y algún sólido, de unas granjas a otras, aquí ordeñaba las vacas; allí ayudaba a la granjera con el agua fresca del pozo; más allá había que llevar aceite para los motores o gasóleo para poder poner en funcionamiento a los tractores; abono para que las plantas crecieran fuertes o granos de maíz para las gallinas y sus pollitos.
Conversaba poco con las gentes del lugar, no se puede coger cariño a los desconocidos, ni a mi amiga l…

JORNADAS DE LA DEHESA Y LA LITERATURA

En Santa Marta de Magasca (Cáceres-Extremadura).


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥