Ir al contenido principal

POESÍA: A LA VIDA DE DORIS LESSING

Doris Lessing, ha muerto... ¡Gloria para ella!
A la vida de Doris...

Vengo de sembrar nuevas ortigas
en el macetero viejo de una casa
con el 24 al poyete dando vida
y a  Doris su lacónica sonrisa,
que broten vengadoras y sin pamplinas
llenas de zumo que su exhalación amarga
por púas en hojas y tallos si te arrimas.

Toda ella era savia bruta insumisa
de una realidad cruel y aseverada,
dura, despellejada y dolida,
descarga de rodete gris ceniza,
pisada enorme, segura y esforzada,
postura femenina que a horcajadas
pare una silueta eterna y granítica,
al natural, en umbral cantero sentada.


P.D.: "Hoy la posdata es para explicarme, cuando digo lacónica quiero simbolizar con esa palabra que ella era de esa manera, así era ella. Cuando digo exhalación quiero que se entienda como rayo pues esa es la sensación que produce el veneno de la ortiga cuando entra en tu cuerpo, así lo he sentido en el mío muchísimas veces cuando jugaba cuando era niña. Cuando digo lo que digo, quiero decir que fue una mujer fuerte, que vivió 94 años, que cuidó a su hijo con problemas de corazón, que luchó por sus ideas en un mundo de varones que cuestionaron su nobel y que para mi, ha pasado a ser un hito. Descanse en paz"

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

  1. Un bello homenaje que en tus palabras suenan grandes, emotivas y sentidas.
    Bss y buen finde

    ResponderEliminar
  2. Me voy con una sensación mezcla de nostalgia y tristeza, y también una paz de espíritu muy especial. Hermoso homenaje, jardinera querida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Es la ortiga una metáfora de quien se rebela contra su propia sonrisa para que no parezca encantadora, contra su mirada para que no parezca acariciante? ¿El pinchazo eléctrico de la ortiga es artificio o son la mirada y la sonrisa el artificio? Me quedo con que la ortiga incómoda descarga su ira contra la injusticia y la sonrisa y la mirada son para mí. Iluso.

    ResponderEliminar
  4. No la conocía gracias por presentarla mi Mari, te mando un beso y te me cuidas.

    ResponderEliminar
  5. Tengo una deuda pendiente con Doris Lessing y es leer uno de sus libros. Sí, no te asombres, Mari Cari, pero esta servidora no tiene el placer de conocer sus novelas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Nunca la leí, pero ahora ha pasado a ser parte de los inmortales literarios, así que en cualquier momento la leeré.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no puedes resistirte a dejar tu comentario... ¡Adelante!

Entradas populares de este blog

SIRIA, YA NO ES SIRIA, SIRIA ES HISTORIA!

SIRIA,
Todo comenzó en la distancia, como quien ve una película, pero me agarró el corazón...
Cari Jiménez Te gusta esta página · 4 de septiembre de 2015 · Editado · 

Siento no poder evitar que mi poesía no tenga el poder que yo quisiera para resucitar a los inocentes, pero intentaré imaginar que es una horrorosa película pues no sé cómo parar la Guerra...
.
YO SOY REFUGIADO, MI PELÍCULA
.
Panorámica en plano americano
en mar adentro el zoom hacia la orilla
y al llegar a la playa en corto plano
enfocad la silueta en la gravilla
.
silenciosa, aquietada, sin respiro
cae la luz encima de su busto,
solo el ruido del mar, mientras en giro
la cámara, con voz en off de susto
.
va llamando al niñito que se mece:
no juegues donde rompen fuertes olas,
no juegues marinero al que guarece
un barco de papel con sus cabriolas.
.
¡Corten! Que deje el niño ya el rodaje
y "Yo soy refugiado" va a montaje. .
.
Y hoy continua...
Bienvenidos Refugiados - España
¡ESPERANZA!!! ¡El Acuerdo EU-Turquia se tambalea!!! SENTEN…

POESÍA: UNICORNIOS QUE SON CABALLOS

He soñado con equinos blancos galopaban encabritados mordiendo sus espumarajos lanzando coces al aire persiguiendo a hombres de todas las edades, les seguí con la vista frenaron sus cuartos traseros en la orilla del mar, no eran unicornios solo valientes caballos que querían salvar…
¿Qué querrían salvar?
He soñado con caballos tan blancos, que relucían  brincando en las montañas relinchando felices ya, y que no volverán pues herraron a sus cascos lo malo humano y gruñen que lo han enterrado en el mar.
P.D.: "Sería tan fácil cambiar el dicho de: Por un clavo se perdió un reino."
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥