Ir al contenido principal

RELATO: UNA CHARLA ENTRE AMÍGDALAS


Ficha vecinal del Hecho: perdido el sobre que contenía la ficha, que a su vez contenía el hecho.

Antecedentes del hecho: se han borrado del disco duro del Sr. Bárcenas (otro señor Bárcenas, ejem).


El Hecho en sí: no consta en el ordenador.

Alguien que presenciara el Hecho: que se sepa nadie.

Pasados 5 años desde que se produjo el Hecho, dos distintas mujeres pero muy cercanas charlan amigablemente: la viuda del Dr. Jekyll y Sra. del que fuese Mr. Hyde que descanse también en paz.


Viuda del Dr. Jekyll: Continua su angustia, se lo noto, querida, y ello es debido a que tras el trauma que sufrimos ambas el mismo día, los sentimientos de ansiedad no se relajan, no segrega Vd. suficiente dinorfina en su encéfalo.

Sra. del que fuese Mr. Hyde: Y Vd. qué sabrá de mi ansiedad y de mi soledad salvaje.

Viuda del Dr. Jekyll: Sí lo sé, los siento como míos, por ello deberíamos hacer más deporte porque así la endorfina que se segrega con ello contrarrectaría a la dinorfina.

Sra. del que fuese Mr. Hyde: ¡Yo no puedo olvidar! y además, no tengo ropa de deporte...

Viuda del Dr. Jekyll: Para olvidar... para el olvido de las reacciones de ansiedad,  porque fue ansiedad lo que adquirimos ambas con el Hecho, no es un proceso gradual espontáneo sino activo en el que interviene la corteza prefrontal ventromedial, así que hay que activar, querida.

Sra. del que fuese Mr. Hyde: ¡Qué emoción, qué emoción, mañana salimos a correr!

Viuda del Dr. Jekyll: ¡A las 8 en punto, no se retrase!


P.D.: "Con un solo chándal y solamente un par de zapatallitas tendrán bastante para correr como alma que lleva el diablo ya que, al igual que el Dr. Jekyll y Mr. Hyde convivían en el mismo cuerpo, sus viudas también lo hacen... ¡Siempre hay un roto para un descosido, siempre!"

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

  1. Yo conocí en persona al Dr Jekyl y a Mr Hyde.

    ResponderEliminar
  2. 'el extraño caso del dr jekyll y mr hyde' de robert louis stevenson es una de mis novelas favoritas. cada cierto tiempo la releo. por lo visto mr hyde también encontró a su media naranja. ;)
    besos, mari cari

    ResponderEliminar
  3. Compartir contigo los colores del Otoño es un placer
    Tienes un blog tan especial y diferente...hay que pasar un buen rato en él cuando se viene por aquí
    Un Beso

    ResponderEliminar
  4. Vaya lío, amiga. Las dos viudas en un mismo cuerpo y sin ponerse de acuerdo... De locos... Ya decía mi madre que a los locos había que ponerles camisa de fuerza y éste es un caso clarísimo.
    Un besín

    ResponderEliminar
  5. A veces es peor, cuando una misma mujer está casada con el doctorcito y el señor loquillo todo en uno!
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no puedes resistirte a dejar tu comentario... ¡Adelante!

Entradas populares de este blog

EL MAL NECESARIO, de Jaime Covarsí

Hay tanta oferta cultural en esta ciudad de Badajoz en los mismos días y a las mismas horas que es normal que las que se refieren a presentaciones de libros (da igual que sean de novela, relato, poesía, etc.) pasen desapercibidas, por varios motivos, pero el más sorprendente es la que utiliza el boca a boca (Facebook) como única campaña de marketing. Otro motivo de por qué pasa desapercibida una presentación de un libro es porque tendemos a realizarla en una librería, que es justo el almacén de libros más desorbitado en proporción a títulos, así, escuchamos el nombre de uno y ya nos parece hasta mediocre, repetitivo y no sirve indicar que la familia lo lleva ya por la segunda o tercera ediciones o que ha aparecido en diversos blogs y hasta en suplementos culturales que favorecen la posibilidad de retención del susodicho título, pongamos por caso que oímos: El mal necesario, de Jaime Covarsí.
El mal necesario sin embargo, no debe perdérselo el buen lector por la fina ironía que vierte …

POESÍA: UNICORNIOS QUE SON CABALLOS

He soñado con equinos blancos galopaban encabritados mordiendo sus espumarajos lanzando coces al aire persiguiendo a hombres de todas las edades, les seguí con la vista frenaron sus cuartos traseros en la orilla del mar, no eran unicornios solo valientes caballos que querían salvar…
¿Qué querrían salvar?
He soñado con caballos tan blancos, que relucían  brincando en las montañas relinchando felices ya, y que no volverán pues herraron a sus cascos lo malo humano y gruñen que lo han enterrado en el mar.
P.D.: "Sería tan fácil cambiar el dicho de: Por un clavo se perdió un reino."
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥