Ir al contenido principal

POESIA: NAVIDAD DE ADENTRO A FUERA Y DE FUERA A ADENTRO

Toda la Navidad nos cae encima en estos días y una piensa desde adentro y son las tripas las que lo hacen y sale una versión sin edulcorantes, lastimera y hasta fastidiosa, como el lamento de una zambomba que se niega a dar una nota alegre...

Llevo amapolas al Portal
rojas como mi sangre
delicadas como mis manos,
dan lo mejor de ellas
su color sin olor,
doy lo mejor de mí
mis letras con alegría,
como cualquier día,
a cualquier hora,
sin que haya campanillas
ni luces de colores
o alegres tintineos
de ciervos voladores.

Dar lo mejor de nosotros,
hoy y siempre,
sin cometas "Halley"
ni pavos gordos,
es otra Navidad
y llevo amapolas al Portal.

Después, el contacto con el exterior hace que se acalle ese sonar de tripas zambomberas y se calme la mala baba de una, porque en estas fechas, siempre nos hacen falta ellos, los nuestros, nuestros pastores, los que nos guiaron y así, intentamos darle ritmo a la zambomba...

Llevo amapolas al Portal
rojas como la sangre
delicadas como las manos,
no son la estrella fugaz
ni el oro ni más metal,
es sencilla flor de campo.


¿Qué llevas ahí Pastora?
Amapolas, rojas, rojas amapolas.


Amapolas llevo al Portal
porque mi sangre es roja
y mis manos delicadas
y fugaz será mi estrella
con herrumbre mi metal
del campo mi flor sencilla.


¿Qué voy a llevar?
Rojas amapolas, rojas, amapolas,
en mi delantal.


P.D.: "¡¡Vuelve, a casa vuelve, por Navidad!!... Quién sabe quién vendrá esta navidad, al menos ella sí llega, y nosotros estamos vivos para ver cómo después se aleja... "

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

  1. Se me ha erizado el vello al leer el poema y tu reflexión navideña. Así sentimos la mayoría por lo que te agradezco que hayas puesto alma en las palabras.

    ¡Por todos ellos!

    Un beso, querida amiga.

    ResponderEliminar
  2. Solo tú podrías poner en pocas palabras, tan profundas, lo que la Navidad significa para muchos de nosotros y con esa posdata, bueno, ya sabes cómo nos dejas...

    Mil besos, querida jardinera.

    ResponderEliminar
  3. esta navidad, si no pasa nada raro, será más tranquila que la anterior, esperemos... supongo que las navidades adultas no consiguen contaminar del todo los recuerdos de las navidades de la infancia...
    besos, mari cari!

    ResponderEliminar
  4. Feliz navidad mi Mari , siempre me conmueves y haces reflexionar te mando un abrazo y te me cuidas.

    ResponderEliminar
  5. Yo te mando otro besazo desde Murcia... Espero que pases unas felices fiestas...

    ResponderEliminar
  6. Que esta navidad y el 2014 estén repletos de momentos mágicos para ti y los tuyos
    __░░░░░__
    __/.◒ ► ◒.\ ░ Felices░ ♪¸☆´.•´
    __\....★… /_____-_░fiestas░ ♫ ☆.•´
    ___ ░░░.•´

    ResponderEliminar
  7. Que la felicidad llueva sobre ti durante los 365 días del año 2014. Opino igual que tú, que nos ponemos pesados estos días, melosos, empalagosos, sonrisas falsas por aquí, felicitaciones de plastilina por allá y luego no nos acordamos del prójimo en todo el año.
    Un besote

    ResponderEliminar
  8. Son fiestas entrañables llenas de amapolas y de los rojos que nos invitan a celebrarla y aunque siempre falta alguien en esa mesa que siempre queremos sea especial, lo importante es que todos están, bien en el recuerdo, como presentes en nuestra realidad, para una feliz Navidad, mis mejores deseos de felicidad...

    pd:
    A pesar de Freixenet, de los mantecaos, de los turrones, del arbol o del belen,si no escucho esa cancioncilla de vuelve, a casa vuelve, por Navidad, pareciera que no es Navidad, Feliz Navidad, que tu felicidad sea mas grande que los brillos que adornan la Navidad...besotes navideños...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no puedes resistirte a dejar tu comentario... ¡Adelante!

Entradas populares de este blog

EL MAL NECESARIO, de Jaime Covarsí

Hay tanta oferta cultural en esta ciudad de Badajoz en los mismos días y a las mismas horas que es normal que las que se refieren a presentaciones de libros (da igual que sean de novela, relato, poesía, etc.) pasen desapercibidas, por varios motivos, pero el más sorprendente es la que utiliza el boca a boca (Facebook) como única campaña de marketing. Otro motivo de por qué pasa desapercibida una presentación de un libro es porque tendemos a realizarla en una librería, que es justo el almacén de libros más desorbitado en proporción a títulos, así, escuchamos el nombre de uno y ya nos parece hasta mediocre, repetitivo y no sirve indicar que la familia lo lleva ya por la segunda o tercera ediciones o que ha aparecido en diversos blogs y hasta en suplementos culturales que favorecen la posibilidad de retención del susodicho título, pongamos por caso que oímos: El mal necesario, de Jaime Covarsí.
El mal necesario sin embargo, no debe perdérselo el buen lector por la fina ironía que vierte …

...A MERCED DE SU VIENTO.

Que duele, que duele dice, el corazón en un desgarro, un mal latido, una obstrucción, la falta de bombeo y muere, recupera su forma, su valor de músculo, la atrofia de la vida y de su amor.
Y se marchó por el camino de baldosas amarillas —ya va para un año—, se llevó toda mi vida, al perrito faldero, al león que siempre temblaba hiciera frío o calor, y al que rodaba continuamente por el suelo como un jaramago por falta de fuerzas, con su vana existencia.
Ella se fue con sus trenzas de niña y me dejó vacío, hueco. Me dediqué a transportar en mi interior, líquidos y algún sólido, de unas granjas a otras, aquí ordeñaba las vacas; allí ayudaba a la granjera con el agua fresca del pozo; más allá había que llevar aceite para los motores o gasóleo para poder poner en funcionamiento a los tractores; abono para que las plantas crecieran fuertes o granos de maíz para las gallinas y sus pollitos.
Conversaba poco con las gentes del lugar, no se puede coger cariño a los desconocidos, ni a mi amiga l…

SONETO A LA SIERRA DE PELA

SIERRA DE PELA...
(A mi sobrino Fco Javier J M )
No hay en el mundo, para mí, una cumbre, ni un pico, ni montaña que me rija o conquiste con gana tan prolija como lo hace esta sierra con su herrumbre.
Desde mi lejanía la vislumbre y su llama de faro me dirija, que es imagen que a mí me regocija y siempre necesito que me alumbre.
Ella está en la raíz de mi penar, sobre el pueblo en el que una sementera aparqué mi faena de espigar y olvidé la alegría de mi era. ¡Quién sus peñas volviera a jalonar para bajar lozana su ladera!


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥