Ir al contenido principal

SONETOS AL MUNDO


Foto realizada en el Jardín de/por Cari Jiménez
No seré yo quien alabe mis versos y mucho menos mi sentir, pues apenas si sé hacer firme las lazadas de los cordones de mis zapatillas. Pero aconteció una tarde que sentada en mi interior poético, a través de la ventana, me llegó el rumor del mundo, del mundo atroz del desamor de una joven de apenas dieciséis años. En ese momento, me abrasó un soneto y tuve que vaciarme en él, dice así…

SONETO AL MUNDO

No entiendo, no, por qué quiere este mundo
entrar por mi ventana hasta mi mente,
si al calor de mi hogar no me es urgente
que afuera, alguien se caiga en lo profundo.
Qué me podrá importar si en un inmundo
lloriqueo con sus lágrimas, enfrente,
nos muestra su congoja, el inocente
desamor, en un único segundo.
Lágrimas, amenazan con bañarme,
de su casa a la mía elevo un muro
que sus gritos pretenden derribarme.
Esta aflicción que quiere aposentarme
en mi casa, absorber mi aire puro,
que su dolor consiga estrangularme.

Publicado en mi libro Nihilismo en primera persona (Antología del desencuentro) en diciembre de 2015, bien podía haber nacido de la lectura del soneto de Sor Juana Inés de la Cruz (México) que dice así:

EN PERSEGUIRME, MUNDO ¿QUÉ INTENTAS?

En perseguirme, Mundo ¿qué interesas?
¿En qué te ofendo, cuando sólo intento
poner bellezas en mi entendimiento
y no mi entendimiento en las bellezas?
Yo no estimo tesoros ni riquezas:
y así, siempre me causan más contento
poner riquezas en mi entendimiento
que no mi entendimiento en las riquezas.
Y no estimo hermosura que, vencida,
es despojo civil de las edades,
ni riqueza me agrada fementida,
teniendo por mejor, en mis verdades,
consumir vanidades de la vida
que consumir la vida en vanidades.

Si no fuese porque este poema de Sor Inés lo leo ahora mismo, semana santa de 2016.


P.D.: "Ambas nos hemos tomado libertades en nuestros sonetos aunque no sé si por las mismas circunstancias de llevar poco en el oficio como es mi caso, en mi soneto cometo asonancia con los tercetos y ella, en las consonancias esas/ezas y acento en 7ª sílaba en versos 3 y 6."

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

  1. Lo tengo en tu libro, en la carpeta que hay en mi ordenador con tu nombre pero no puedo evitar volver a leerlo cada vez que me encuentro con él.
    ¡ Me gusta, ! Me gusta , y cada vez que lo leo me gusta mas. Un abrazo poeta .

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no puedes resistirte a dejar tu comentario... ¡Adelante!

Entradas populares de este blog

SIRIA, YA NO ES SIRIA, SIRIA ES HISTORIA!

SIRIA,
Todo comenzó en la distancia, como quien ve una película, pero me agarró el corazón...
Cari Jiménez Te gusta esta página · 4 de septiembre de 2015 · Editado · 

Siento no poder evitar que mi poesía no tenga el poder que yo quisiera para resucitar a los inocentes, pero intentaré imaginar que es una horrorosa película pues no sé cómo parar la Guerra...
.
YO SOY REFUGIADO, MI PELÍCULA
.
Panorámica en plano americano
en mar adentro el zoom hacia la orilla
y al llegar a la playa en corto plano
enfocad la silueta en la gravilla
.
silenciosa, aquietada, sin respiro
cae la luz encima de su busto,
solo el ruido del mar, mientras en giro
la cámara, con voz en off de susto
.
va llamando al niñito que se mece:
no juegues donde rompen fuertes olas,
no juegues marinero al que guarece
un barco de papel con sus cabriolas.
.
¡Corten! Que deje el niño ya el rodaje
y "Yo soy refugiado" va a montaje. .
.
Y hoy continua...
Bienvenidos Refugiados - España
¡ESPERANZA!!! ¡El Acuerdo EU-Turquia se tambalea!!! SENTEN…

POESÍA: UNICORNIOS QUE SON CABALLOS

He soñado con equinos blancos galopaban encabritados mordiendo sus espumarajos lanzando coces al aire persiguiendo a hombres de todas las edades, les seguí con la vista frenaron sus cuartos traseros en la orilla del mar, no eran unicornios solo valientes caballos que querían salvar…
¿Qué querrían salvar?
He soñado con caballos tan blancos, que relucían  brincando en las montañas relinchando felices ya, y que no volverán pues herraron a sus cascos lo malo humano y gruñen que lo han enterrado en el mar.
P.D.: "Sería tan fácil cambiar el dicho de: Por un clavo se perdió un reino."
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥