Ir al contenido principal

Entradas

DÍAS CON PARÁLISIS MENTAL

Quién te dio permiso para estirarte
en los límites de mi memoria,
para envolverte en mi amígdala 
cual mantilla de recién nacida 
a la que arrulla el sonido generoso
de una madre, quién te dice
que corras las cortinas
de terciopelo que tranquilizan y adormecen
¡si hay que despertar a la vida!,
salir corriendo, y no sirve la parálisis
por tu desconsolada ausencia
que consume algunas horas existenciales,
sé que estás ahí pero voy a poner pilas nuevas
al despertador…
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥
Entradas recientes

Carta nº 9 a Liu Xiu, desde ayer viuda

Querida amiga_________. Sé de tu viudedad, lo siento enormemente y, el mundo de la poesía, también. Viuda del poeta Xiaobo y poeta también, sé de tu flamingo rosa en el jardín, que vaga de unas flores a otras en busca de mariposas para ver, si en un aleteo cambia el mundo en China. 
Te escrito para rogarte que le dejes en libertad, para pedirte que le permitas llorar contigo su enorme tristeza desde ayer y que le lleves lejos de tu casa, pues temo que comience a vagar por las calles y perezca.
Querida amiga Liu Xia, siento inquietud por ti y porque mantengas encerrado en tu pecho a tu pájaro rosa y no lo invites a volar en espacios azules. Un abrazo.
PD.: “Comenzó un día de abril tu futuro incierto, tu cárcel, y a no importarte la situación, no recuerdas el preciso instante en el que bajas tus brazos y tus ojos, creo que fue cuando se murió tu conciencia al no mover, ni un ápice, los límites impuestos, y es posible que ahora mismo estés loca o que te hayas muerto a manos de la presión y los inter…

RESISTIR, PARA NO SER BORRADA…

Si vas errante por los caminos
lleva ligero el equipaje y el corazón henchido,
silba o canturrea, así no estarás sola
y podrás ahuyentar a la muerte. Si tienes que adentrarte en el desierto
lleva contigo un pellejo con agua para no ver espejismos,
riega alguna pequeña planta que tenga su sentencia,
y algo de valor para engañar a la muerte. Tienes derecho a vivir en la Tierra y a transitar sus caminos,
a respirar su aire, a mirar la puesta del sol
y acariciar la espiga... Y a recibir la lluvia en tu cara… Si vas errante por la vida
lleva dos pedazos de pan, uno para el hambriento
y otro para evitar tu desmayo,
y muestra como visado, lo que eres a la muerte.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

JORNADAS DE LA DEHESA Y LA LITERATURA

En Santa Marta de Magasca (Cáceres-Extremadura).


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

REVISTA FERIA DE SAN JUAN 2017

Muchas gracias al Excmo. Ayuntamiento de Badajoz  por aceptar mi contribución un año más...


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

YA NO ESTAREMOS AQUÍ, Club de lectura Viva (CELARD)

Y yo imagino niños que persiguen estrellas, de Cari Jiménez.
Las historias que se cuentan en Ya no estaremos aquí son todas, normalmente, nudos obsesivos de sus protagonistas, en cuyas vidas, al menos en los relatos iniciales, cohabita algún animal —perro-cabra-pato— y la inclemencia del tiempo que les toque aguantar, bien decantándose el autor, Matías Candeira, por la lluvia o por el agua líquida que no purifica, aunque congela los sentimientos.

Historias que también dan paso a los bosques y a su negrura alcanzando a la vista y sin dejar de ver más allá; o desde el punto de vista de ver más acá, no deja ver en el interior de los personajes encerrados en estas páginas, anudados en las palabras y que quieren convencernos de que solo con una escopeta, golpeando en la espalda o en el pecho, pueden darles la realidad en la vida misma.
Es posible que con su buena escribanía y especial modo de contarnos lo que acontece, no echemos en falta el inicio y desenlace de estas historias que engancha…

LA FELICIDAD DE LA FAMILIA

Hay que luchar contra la vagancia del suicidio, así que no hay que tener ni un minuto de aburrimiento, por Caridad Jiménez
La felicidad de la familia, de Osamu Dazai.
Esta antología de cuentos, editado por Candaya Narrativa 41, se presenta ante nosotros gracias a la estupenda traducción de Isami Romero Hoshino y de su prologuista, un escritor formidable, Ednodio Quintero, dándonos una fina información sobre los avatares de la cotidianidad de la vida del autor, el suicida Dazai, Un prólogo muy necesario, pues Ednodio Quintero sabe volver la vista atrás, con maestría, como todo pescador paciente de carpas koi japonesas, y ayudarnos con la caña de pescar con el cebo para enganchar el pasado de Dazai y traernos, su corta vida, a nuestro momento presente, junto a la perspectiva novelesca que sitúa a la acción en toda su verdad de tiempo y forma, así vamos a conocer al autor de los cuentos muy rápidamente a través de las valoraciones del prologuista, por ejemplo cuando nos dice que Dazai pade…