Ir al contenido principal

SIEGA VERDE para un mundo decepcionante


Es mi nuevo poemario, contiene versos solidarios y tristes, nada comunes, me temo, todos sombríos, que juegan a adivinanzas de secretos que pocos se atreven a decir y mucho menos a escribir. Sí, son para mí, versos tristes y apropiados, justa losa y pobre lágrima de consuelo a modo de un mejor epitafio.
P.D.:  Puedes adquirirlo en


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

Entradas populares de este blog

POESHIBARI, otro más

Hace mucho que Alejandro Magno intentó desatar el Nudo Gorgiano , como es tan intrincado, no se anduvo con remilgos y lo cortó con su espada...  Nudos hay muchos, los más peligrosos eran los que los  samuráis hacían a sus reos, les provocaban la muerte con solo atarlos... Esta  Pandemia  nos los está haciendo muy corredizos... Mi poesía los hace y deshace con palabras...  Según el plan: Sobre la piel rechina la cuerda hay rebeldía      sin detalles manos atadas ahogan males y sus flecos      con detalles una vulgar cuerda de ocho metros ata su tronco inmoviliza sus piernas sujeta su cuello cae presa todo ha salido según el plan. (De mi poemario: Pohesibari o la Atadura de la Fotosombra. Ed. Fundación CB) Y aquí, los hechos en fotografías, sobran las palabras...  https://jorgecastanon.com/cuerdas P.D.: "Necesitamos vacunas, no cuerdas" MariCari, la Jardinera fiel. {¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

A EDVARD MUNCH

En las olas del amor, Edvard Munch, 1896 En las olas de amor me encontraba sujeta acompasada al hueco de la respiración y temblé sacudida por las yemas de dedos vibrando en enérgica y melosa pasión. En las olas de amor me encontraba sujeta firmemente estirada como piel de tambor y temblé sacudida por las yemas de dedos con trinos musicales y piar de ruiseñor. En las olas de amor me encontraba sujeta perdiendo juventud en la vana ilusión y temblé sacudida por las yemas de dedos gélidas y mortales con eterna aflicción. En las olas de amor me encontraba sujeta y vino la zozobra a borrarme el amor y temblé sacudida por las yemas de dedos que pintaron de rojo un cuadro del dolor. MariCari, la Jardinera fiel. {¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥