Ir al contenido principal

DISCURSO POÉTICO

DISCURSO POÉTICO, de Caridad Jiménez Parralejo
I CERTAMEN LITERARIO “VIRGEN DE LA CARIDAD”
Navalvillar de Pela, Badajoz (10 de agosto de 2016)
****
La cultura mantiene viva la identidad de un pueblo…
y por herencia, nuestro pueblo tiene una cultura propia, muy nuestra.
Y nos ha tocado salvaguardarla de esta vorágine llamada Globalización, en la que todo se mezcla como si de una coctelera se tratara.
Será difícil…
    ya es difícil mantener nuestros usos y costumbres, nuestras fiestas, nuestro orgullo, aquel orgullo que reflejara en su visita a nuestro pueblo, a principios del siglo XX, dos afamados personajes de Badajoz, el fotógrafo Garrorena y el pintor Covarsí a los que un pueblo entero les dijo con orgullo colectivo, aquí tenemos nuestra cultura singular.
((Como singular es el mantón bordado por Pepi Sanz Moreno y que tan amablemente nos ha cedido para adornar el escenario y a este Certamen)).

Defiendo que todas las culturas tengan posibilidad de desarrollo a lo largo del tiempo, y que esas posibilidades sean apoyadas por los gobiernos que velan por ellas, a nivel local, autonómico y nacional…
Se necesita proteger la cultura en el mundo rural y conseguir su equilibrio con el mundo urbano,  trabajando conjuntamente, fortaleciendo el desarrollo de las culturas locales dentro de las nacionales, porque si se promueve su existencia y mantenimiento, se podrán fortalecer los vínculos entre la cultura global y nuestras tradiciones para conseguir un instrumento de desarrollo de cada ciudadano de este pueblo, y el Ayuntamiento de Navalvillar de Pela ha dado el primer paso con el establecimiento de este premio… El Primer Certamen Literario “Virgen de la Caridad”.

Es un orgullo para mí poder colaborar como miembro del Jurado de este Certamen y donar un pequeño trofeo a la cultura de mi pueblo, porque…
"La pluma es la lengua del alma"

Y en este caso, el Premio Extraordinario será para el relato o poema que haga mención o tenga como punto de referencia a la Virgen de la Caridad o a la historia del Municipio del pueblo, es un honor entregárselo, en esta primera edición, a mi querido paisano D. José Juan Ruiz Masa por su poema: La visita de la Virgen de la Caridad.



MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ROMANTICISMO EN OCHO VERSOS

Se intuyen montañas en el movimiento de caderas cuando me das el paisaje sombrío de tu espalda y te pierdes en la bruma de sus cumbres, la emoción embarga mi objetivo entre nubes que descargan su elemento misterioso arrastrando mis fantasmas, y entonces me alejo de la realidad y dialogo con mi mundo mientras los objetos se hacen pequeños porque muerdo tu nombre y pierdo todo apetito.
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

LAS TAUROS "SEMOS ASINA"

Al abrir mis ojos al mundo, cual rosa
en un mes de mayo, ¡me gustan sus flores!,
el cantar de pájaros me pone animosa
porque brilla el sol, ¡qué bien, sus calores!

Al abrir mis labios al mundo, jocosa,
enseño mis dientes que son los autores
de muerdos en fruta, jugosa y golosa,
que crío en el huerto ¡con muchos sudores!

Al abrir mis manos al mundo del tacto,
del mal y del bien tauro es el honor,
el libre albedrío, la amistad sincera.

Al abrirse el mundo de mi lado abstracto,
dan las injusticias este pundonor
para corregirlas como una guerrera.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

...A MERCED DE SU VIENTO.

Ella se marchó un día de muchísimo viento por el camino de baldosas amarillas. Ya va para un año. Acompañada del perrito faldero, del león que siempre temblaba hiciera frío o calor y del que rodaba continuamente por el suelo con su vana existencia de paja. Voló por los aires con sus trenzas de niña y le dejó vacío, hueco. 
Él se dedicó a transportar líquidos de unas granjas a otras; aquí la leche de las vacas; allí el agua fresca del pozo; más allá el aceite o gasóleo. Era un simple contenedor de líquidos hasta que se oxidó y fue transformado en un molinillo acelerado del pozo de agua, salivando su boca un mar podrido de soledad entre sus mellados dientes metálicos.
Se acerca un tornado y, sin lograr localizar el punto exacto donde siente la punzada o la herida del amor, comprende que éste no está en el corazón sino que late en la idea del regreso de la niña de zapatos rojos.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥