Ir al contenido principal

POEMAS DEL FRÍO, DE SANDRA SÁNCHEZ



Leyendo Poemas del frío de la poeta Sandra Sánchez, se queda atrapada la figuración de que en sus versos estuviese contenida la esencia de la otoñal y amarillenta Gijón. Como si su norte –Oviedo o Gijón- fuese una laguna congelada en las hojas color sepia otoñal de la plaquette que los contiene.

Es reconfortante dejarse atrapar por la lengua fría de su imaginario que evoca sentidos horizontes de estepa, que invoca la necesidad de tener una barca de azucenas llena y, cómo no, un paraguas. Porque un paraguas en el norte es necesario, muy necesario para la lluvia fría que cae arrastrando versos ateridos de sensualidad incesante. 

La poeta dice frío, lluvia, llanto, llanto que se desborda, llanto desbordado que se desliza en lágrimas de culpa. Ellas caen y se secan en el papel verjurado sepia otoñal delimitado en un único cuerpo, también de letra, y atrapa en su nada. Allí mismo se contiene la nada misma, un gusano devorador de la vida, solo que Sandra la escribe en sus versos con otro nombre, lombriz, pero muerte también la llama. Una muerte que no importa a nadie, o eso cree ella cuando dice desde sus adentros de poeta que la pobre lombriz muerta necesita cruzar a la otra orilla de la laguna -como si surcara la poeta su Estigia personal porque está en sus adentros cuando nombra al frío de la muerte- y la lombriz se transforma en madre muerta y la madre lo sabe, y Sandra lo sabe y llora la poeta.

Desde la otra orilla todas las madres enseñan sus azucenas muertas porque una vez estuvieron vivas, siempre vivas, y "siempre la vida" surca en su barca de estos Poemas del frío... "Más allá de este cuerpo, sólo otros cuerpos sin mí", y reaparece el frío de estos versos que queman el aire que se respira, y se oye cómo se desnudan los árboles otoñales "...y abro muy atenta -mis oídos- al murmullo suave de la brisa entre las hojas y al centro desnudo de un pájaro que vive sin preguntas.", y el resto de versos de la poeta son cálidos y reconfortantes, quizá porque su aire frío de norte es de color sepia, quizá porque reconforta pensar ellos surgen del frío que siempre es puro por naturaleza, quizá porque reconforta el limosnero del poema Reencuentros, quizá...

Ahora ya, los dientes castañetean no por frío sino porque el verso quedó flotando en la lágrima que desborda la culpa. Y es culpa de la poeta Sandra que nos hace sentir con sus Poemas del frío.

Con todo mi cariño, Cari Jiménez.
Poseedora del Ejemplar número: 70
POEMAS DEL FRÍO de Sandra Sánchez
Vigésimo primera entrega de la colección de poesía
Cuadernos “Heracles y Nosotros”,
Compuesto en caracteres Palatino Linotype,
se terminó de imprimir en Gijón el día 30 de junio de MMXVIII.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

  1. Queda el frío pero también la calidez de los recuerdos cuando se arropan con el corazón...abrazzzusss

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no puedes resistirte a dejar tu comentario... ¡Adelante y gracias!

Entradas populares de este blog

JUANA EN TREINTA CARTAS Y UN TELEGRAMA VISITA MADRID

Reseña realizada por Paco Rivero del Hogar Extremeño de Gran Vía en Madrid, muchas gracias... https://pacorivero.blogspot.com/2019/01/juana-en-treinta-cartas-y-un-telegrama.html?spref=fb&fbclid=IwAR08crjpl63O8b3F5rT2FGZfQFEdtQqsYRDPTldfI5wwo_IbrLy4kf-1PLE


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

JUANA EN TREINTA CARTAS Y UN TELEGRAMA

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥