Ir al contenido principal

TE DESEO



.
Tantas veces espié tus ajetreados pasos, 
miré tu ropa tendida, por mi venta, a tus visitas
de amistades al calor de tu casa,
creí que nunca me sentaría junto a ese fuego
y sucedió, me hice visible en tu mundo,
esa única vez que solo me hablabas a mí
y sentí que había llegado al paraíso,
flotaban, en el cemento de nuestra noche, las vocales
y consonantes entre risas y pequeños roces
hasta que posaste tus manos sobre mis frías orejas
y ya no escuché más al terrenal mundo,
tú eras mi ángel y tu corazón mi único recuerdo,
libres los dos porque respiramos,
qué importa todo, qué importa el amor propio,
aunque estuviese en la tumba acudiría a tu llamada.
.
© Cari Jiménez
Fotografía de Masao Yamamoto
#POESÍACARIJIMÉNEZ


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ROMANTICISMO EN OCHO VERSOS

Se intuyen montañas en el movimiento de caderas cuando me das el paisaje sombrío de tu espalda y te pierdes en la bruma de sus cumbres, la emoción embarga mi objetivo entre nubes que descargan su elemento misterioso arrastrando mis fantasmas, y entonces me alejo de la realidad y dialogo con mi mundo mientras los objetos se hacen pequeños porque muerdo tu nombre y pierdo todo apetito.
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

LAS TAUROS "SEMOS ASINA"

Al abrir mis ojos al mundo, cual rosa
en un mes de mayo, ¡me gustan sus flores!,
el cantar de pájaros me pone animosa
porque brilla el sol, ¡qué bien, sus calores!

Al abrir mis labios al mundo, jocosa,
enseño mis dientes que son los autores
de muerdos en fruta, jugosa y golosa,
que crío en el huerto ¡con muchos sudores!

Al abrir mis manos al mundo del tacto,
del mal y del bien tauro es el honor,
el libre albedrío, la amistad sincera.

Al abrirse el mundo de mi lado abstracto,
dan las injusticias este pundonor
para corregirlas como una guerrera.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

...A MERCED DE SU VIENTO.

Ella se marchó un día de muchísimo viento por el camino de baldosas amarillas. Ya va para un año. Acompañada del perrito faldero, del león que siempre temblaba hiciera frío o calor y del que rodaba continuamente por el suelo con su vana existencia de paja. Voló por los aires con sus trenzas de niña y le dejó vacío, hueco. 
Él se dedicó a transportar líquidos de unas granjas a otras; aquí la leche de las vacas; allí el agua fresca del pozo; más allá el aceite o gasóleo. Era un simple contenedor de líquidos hasta que se oxidó y fue transformado en un molinillo acelerado del pozo de agua, salivando su boca un mar podrido de soledad entre sus mellados dientes metálicos.
Se acerca un tornado y, sin lograr localizar el punto exacto donde siente la punzada o la herida del amor, comprende que éste no está en el corazón sino que late en la idea del regreso de la niña de zapatos rojos.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥