Ir al contenido principal

YO NO SOY TORPE, LO ES MI HUELLA CEREBRAL

Mi amiga Jess: ¿Sabes lo que es un EEG?
Yo: Mi madre con su alfa hacía ondas en las sábanas.

Mi amiga Jess: ¡Anda ya que vas apañada! Un EEG es un electroencefalograma que funciona midiendo la actividad cerebral a partir de una exploración neurofisiológica que registra la actividad bioeléctrica cerebral. 
Yo: ¿Las ondas alfas?

Mi amiga Jess: ¡Exacto! Y se puede aprender sin prestar atención
Yo: ¿Aprender yo sin prestar atención?

Mi amiga Jess: Pues sí, porque los científicos han constatado que la actividad alfa del cerebro resulta decisiva en el aprendizaje, osea que las ondas alfa oscilan electromagnéticamente en un rango de frecuencias de 8 a 12 hertzios.
Yo: Si tú lo dices.

Mi amiga Jess: Lo han probado con varios grupos, unos con entrenamiento activo y otros más pasivo, en concreto los que tenían una reducción de actividad alfa durante el entrenamiento pasivo tenían mayor facilidad para aprender.
Yo: ¿Cómo lo saben?

Mi amiga Jess: Pues porque observaron sus efectos en la corteza somatosensorial que es un área vinculada al sentido del tacto.
Yo: ¿Les pinchaban en los dedos? Así cualquiera no se espabila, ja ja

Mi amiga Jess: Relativamente es así, pues la estimulación sensorial si va acompañada de una disminución de la actividad alfa es que el cerebro procesa los estímulos de manera particularmente eficiente.
Yo: ¿Los pinchotazos?

Mi amiga Jess: ¡El tacto!
Yo: Me vas a decir que el aprendizaje basado en la percepción es altamente dependiente de la accesibilidad de la información sensorial.

Mi amiga Jess: Claro y además las ondas alfa son el indicador de los cambios constantes en los estados del cerebro, en una palabra modula la accesibilidad.
Yo: Ya decía yo que era fácil mover la Qui-ja si tienes una máquina de coser Alfa

Mi amiga Jess: ¡Y echar un mal de ojo!
Yo: ¡Ave María Purísima!
Mi amiga Jess: ¡Sin pecado las ondas alfa!



Yo: Pues yo conozco a un zahorí que...


P.D.: "¿Los malos pensamientos son ondas alfa descontroladas? ¡Cuidado con desear el mal del prójimo!"

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

  1. Lo que no sepa tu amiga Jess!!! Boquiabierta me he quedado y habrá que tener cuidado con los pensamientos ¿Es posible?
    Besos de lunes.

    ResponderEliminar
  2. Ja,ja,ja ainsss con la de EEG de esos que me hicieron a mí. Reconozcoq ue me sentía aliviada cuando no salía plano. Pero a partir de ahora no mandaré pesamientos negativos a nadie, ea.

    ResponderEliminar
  3. Anda que tu amiga Jess tiene un peligro...!!!!

    ResponderEliminar
  4. yo tengo un radar para detectar la buena o mala intención en cualquier cosa que me digan. no sé si son ondas electromagnéticas, o simplemente intuición... o paranoia! ;)
    besos

    ResponderEliminar
  5. Con estos inventos de la ciencia no nos aclaramos. Pero seguro que seguro a ti te dejaron el doble de huellas:-) Así que dile a tu amiga que compruebe las estadísticas.
    Bss guapa y buena semana. Sigue utilizando esos talentos.

    ResponderEliminar
  6. Uy extrañaba a la Jess, te mando un beso y te me cuidas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no puedes resistirte a dejar tu comentario... ¡Adelante y gracias!

Entradas populares de este blog

EL MAL NECESARIO, de Jaime Covarsí

Hay tanta oferta cultural en esta ciudad de Badajoz en los mismos días y a las mismas horas que es normal que las que se refieren a presentaciones de libros (da igual que sean de novela, relato, poesía, etc.) pasen desapercibidas, por varios motivos, pero el más sorprendente es la que utiliza el boca a boca (Facebook) como única campaña de marketing. Otro motivo de por qué pasa desapercibida una presentación de un libro es porque tendemos a realizarla en una librería, que es justo el almacén de libros más desorbitado en proporción a títulos, así, escuchamos el nombre de uno y ya nos parece hasta mediocre, repetitivo y no sirve indicar que la familia lo lleva ya por la segunda o tercera ediciones o que ha aparecido en diversos blogs y hasta en suplementos culturales que favorecen la posibilidad de retención del susodicho título, pongamos por caso que oímos: El mal necesario, de Jaime Covarsí.
El mal necesario sin embargo, no debe perdérselo el buen lector por la fina ironía que vierte …

UNA MANZANA EN LA NEVERA de Sandra Sánchez

UNA MANZANA EN LA NEVERA de Sandra Sánchez, por Caridad Jiménez Parralejo (BREVE RESEÑA del POEMARIO de la editorial Piediciones, publicado en Octubre de 2017.)
Abrí la puerta de la nevera y no tuve que meter mi cabeza adentro para ver cuál era su contenido, saltaba a la vista una roja manzana. 

Una manzana en la nevera de la poeta asturiana Sandra Sánchez, es una nevera en modo libro que si a su vez abrimos su puerta o cubierta, ¿qué ocurrirá? Seguramente se encienda la lucecita como en la nevera y tal que si fuésemos Adán y Eva, mordamos la manzana.
Con el primer muerdo a su manzana se nos escancia en la boca un sabor poético a carpe diem como en el poema Un día abrí los ojos cuando dice: “Un día abrí los ojos/ y habían pasado veinte años./ … Apenas nada.” y que nos va a acompañar en cada mordisco, unas veces en primer plano y otras como un regusto, tales son los casos de Gameovercuando dice: “…de saber de qué va el juego éste/ -al fin-/ en el que sólo hay una vida.”; y también en Apren…

...A MERCED DE SU VIENTO.

Ella se marchó un día de muchísimo viento por el camino de baldosas amarillas. Ya va para un año. Acompañada del perrito faldero, del león que siempre temblaba hiciera frío o calor y del que rodaba continuamente por el suelo con su vana existencia de paja. Voló por los aires con sus trenzas de niña y le dejó vacío, hueco. 
Él se dedicó a transportar líquidos de unas granjas a otras; aquí la leche de las vacas; allí el agua fresca del pozo; más allá el aceite o gasóleo. Era un simple contenedor de líquidos hasta que se oxidó y fue transformado en un molinillo acelerado del pozo de agua, salivando su boca un mar podrido de soledad entre sus mellados dientes metálicos.
Se acerca un tornado y, sin lograr localizar el punto exacto donde siente la punzada o la herida del amor, comprende que éste no está en el corazón sino que late en la idea del regreso de la niña de zapatos rojos.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥