Ir al contenido principal

POESÍA: LA VIDA, DESDE EL MINUTO CERO

Siga atentamente las instrucciones:

1º Conecte el vídeo y escuche un poquito hasta que te encuentres feliz...


2º Ahora lee...

LA VIDA DESDE EL MINUTO CERO

Absorbes el humo a un cigarrillo
al que te agarras con tus dedos
igual que a tu buena vida,
mientras los reflejos del sol te ciegan
y se escapa tu vida con glotonería,
transformándote en deshecho
de la  blasfemia contenida de un te quiero,
hundiéndote en aguas sólidas
que te aferran los tobillos, y te hacen poso.

Nacemos sin propósito a la vida,
la suerte radica en la oportunidad,
la cuna nos da los complementos
que nadan sigilosos con ojos amarillos,
los inculcaron tan salvajes, mas,
no hay propuesta final, nadie escribe el Libro,
mientras los reflejos del ocaso del sol me ciegan
y me envuelve un sudario sudado en otras vidas,
al son de los tambores primitivos
que encendieron los braseros de este viejo destino.

De mi garganta sale un grito muerto
y tú, muriéndote sigues engullendo peces de colores,
pero no lo dudo, a la vida se la ama desde el minuto cero.



3º Espero haberte trasladado a otro mundo por un momento.


P.D.: "Lo hago pensando en ti... ¡Disfrútalo!"

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

  1. Sí que me has trasladado a otro mundo, jardinera querida, y a uno de pensamientos muy variados, como siempre que tengo la dicha de leerte, gracias.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  2. hoy lo necesito, y sí que me ha servido. besos y gracias, mari cari.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, me has transportado a otro mundo, todo un placer. Por cierto, hola de nuevo, MariCari

    ResponderEliminar
  4. Gracias, amiga mía, sí que me has trasladado a ese punto de felicidad, de evasión, que tanto necesitaba. Aunque en mi caso no me he agarrado al cigarrillo sino a una tableta de chocolate negro (el vicio es el vicio jajajajaja)

    Besotes jardinera.

    ResponderEliminar
  5. Hola Cari! Y sí!!!! yo me aferro a ese minuto y todas las horas y días para seguir en esta vida......Y la amo!.Gracias por tus palabras que riegan siempre el alma y disfrutar de tu poesía. Un beso grande, Gloria.

    ResponderEliminar
  6. Para alguno el mismo minuto cero representa el encuentro con la dura vida, chica. Sí, creo que cada persona tienen sus momentos buenos y malos, esos que te hacen elevarte hacia el infinito y más allá, o los que te hunden en la ciénaga más infecta. De poder salir embarrado pero dignamente se trata, chica.
    Un besito

    ResponderEliminar
  7. Hay gente que nace con estrella (como las chicas del video) y otras que nacen estrelladas (como una), pero lo importante es cómo se encara la vida, con optimismo y alegría o en forma derrotista.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no puedes resistirte a dejar tu comentario... ¡Adelante y gracias!

Entradas populares de este blog

JUANA EN TREINTA CARTAS Y UN TELEGRAMA

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

A BOB...

...por su infinita paciencia.
Me has despertado demasiado tarde,
escuché tu portazo y abrí los ojos
seguro que cabalgas ya en tu arcoíris,
he despertado o es que estoy ciega
porque veo la claridad de tu rastro,
instrucciones de viajes y modo de vida,
no sabré nunca a qué saben tus nubes
cuando entran a bocanadas en el cerebro
y sé que es duro saberlo, ¡siento dureza!

Puedo decirte que tu corona no desaloja dinero
y que tu manto de rey no es más que hierba pisada,
yo me cambiaría por ti, me cambiaría por ti
aunque me has despertado demasiado tarde
cuando ya las flores no crecen libres
y sí lo hace el miedo a ser hierba pisada,
hierba pisada...

Tras tu portazo, eres el bufón del que se sirve
la oscuridad, porque valemos más muertos que vivos
y me has despertado a la orfandad, sin remedio,
sin remedio.
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

POEMAS DEL FRÍO, DE SANDRA SÁNCHEZ

Leyendo Poemas del frío de la poeta Sandra Sánchez, se queda atrapada la figuración de que en sus versos estuviese contenida la esencia de la otoñal y amarillenta Gijón. Como si su norte –Oviedo o Gijón- fuese una laguna congelada en las hojas color sepia otoñal de la plaquette que los contiene.
Es reconfortante dejarse atrapar por la lengua fría de su imaginario que evoca sentidos horizontes de estepa, que invoca la necesidad de tener una barca de azucenas llena y, cómo no, un paraguas. Porque un paraguas en el norte es necesario, muy necesario para la lluvia fría que cae arrastrando versos ateridos de sensualidad incesante. 
La poeta dice frío, lluvia, llanto, llanto que se desborda, llanto desbordado que se desliza en lágrimas de culpa. Ellas caen y se secan en el papel verjurado sepia otoñal delimitado en un único cuerpo, también de letra, y atrapa en su nada. Allí mismo se contiene la nada misma, un gusano devorador de la vida, solo que Sandra la escribe en sus versos con otro nom…