Ir al contenido principal

POESÍA: CASARELOJ DE ARENA



Casareloj de arena

La puerta está entreabierta
paso angosto entre dos cámaras
la que tiene luz por ausencia
y la oscura por llenada
semiabierta a su vacío
cadente en reloj de arena,
arena tras los postigos
mide su tiempo con pena.


P.D.: "La arena lo cubre todo, incluso al mismo todo"

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

  1. ...Y mientras tanto la puerta que sigue entreabierta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Aunque no me has contestado, insisto en que no te vayas y si lo haces deja la puerta abierta para que podamos entrar.

    ResponderEliminar
  3. muy bonito poema una vez más, y me ha gustado la frase de "la arena lo cubre todo, incluso al mismo todo". me ha recordado a una cosa que leí ayer: el aluminio al oxidarse forma una capa de óxido gruesa y sin poros que le protege contra la propia oxidación posterior.

    ResponderEliminar
  4. Pocas palabras para decir tanto, impresionante. Me permito, respaldando a Tracy, pedirte que dejes la puerta entreabierta, amiga mía, por favor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ya sabes lo que me gustan las puertas (Solo hay que ver mi avatar) Esta luz que ilumina lo inexistente es muy sugerente. Invita salir más que entrar.
    Bellos versos.
    Bss

    ResponderEliminar
  6. Uy siempre es una posibilidad, para entrar o salir te mando un beso y te me cuidas mucho

    ResponderEliminar
  7. Os estoy contestando a todos y a todas directamente por email, pero parece que no os llega la respuesta... Solo quiero daros las gracias por vuestra presencia, palabras y... uy no, obra no, que esto es virtual, je, je... Gracias amigos... la puerta de esta fotografía que no sé de quién es pero que a la Jardinera le encantó, se me dibujó en mi mente como un reloj de arena en el que el paso angosto de un recipiente a otro viene a ser esta puerta, a un lado vacío el recipiente puesto que se adivina la luz que lo inunda y adentro la arena que sería el recipiente en el que está cayendo... y esto lo intenté exponer, transmitir a través de versos octosílabos... y que os gustase, que os gustase a los visitantes del Jardín pues esa es la finalidad de mi poesía... Bss

    ResponderEliminar
  8. Tus letrillas de hoy son enigmática sy un tanto metafísicas, lo cual no es habitual en este Jardín de relax y de ironía. Biene bien, cambiar de registro de vez en cuando y pensar en esto y lo otro, en lo divino y lo humano.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Yo también te digo que dejes la puerta entreabierta...por ahí...quien sabe...
    Besotes
    Roos

    ResponderEliminar
  10. Siempre tan enigmática, nos dejas con la pregunta si esta puerta entreabierta es una esperanza para las que nos gusta ver el vaso medio lleno.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. A mi me parece un poema con notas de tristeza... y algo más que no acierto a ver...

    ¿Te vas?

    Nooooooooooooooooooooooooooooo............

    Bueno, siempre es tu decisión, pero voto NO!!

    Un abrazo, jardinera!!

    ResponderEliminar
  12. Mientras la puerta siga entreabierta no hay que darle tanta importancia a la arena invasora. Vendrá el viento y la barrerá con su aliento. Pero la puerta que no se cierre...

    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no puedes resistirte a dejar tu comentario... ¡Adelante!

Entradas populares de este blog

EL MAL NECESARIO, de Jaime Covarsí

Hay tanta oferta cultural en esta ciudad de Badajoz en los mismos días y a las mismas horas que es normal que las que se refieren a presentaciones de libros (da igual que sean de novela, relato, poesía, etc.) pasen desapercibidas, por varios motivos, pero el más sorprendente es la que utiliza el boca a boca (Facebook) como única campaña de marketing. Otro motivo de por qué pasa desapercibida una presentación de un libro es porque tendemos a realizarla en una librería, que es justo el almacén de libros más desorbitado en proporción a títulos, así, escuchamos el nombre de uno y ya nos parece hasta mediocre, repetitivo y no sirve indicar que la familia lo lleva ya por la segunda o tercera ediciones o que ha aparecido en diversos blogs y hasta en suplementos culturales que favorecen la posibilidad de retención del susodicho título, pongamos por caso que oímos: El mal necesario, de Jaime Covarsí.
El mal necesario sin embargo, no debe perdérselo el buen lector por la fina ironía que vierte …

...A MERCED DE SU VIENTO.

Que duele, que duele dice, el corazón en un desgarro, un mal latido, una obstrucción, la falta de bombeo y muere, recupera su forma, su valor de músculo, la atrofia de la vida y de su amor.
Y se marchó por el camino de baldosas amarillas —ya va para un año—, se llevó toda mi vida, al perrito faldero, al león que siempre temblaba hiciera frío o calor, y al que rodaba continuamente por el suelo como un jaramago por falta de fuerzas, con su vana existencia.
Ella se fue con sus trenzas de niña y me dejó vacío, hueco. Me dediqué a transportar en mi interior, líquidos y algún sólido, de unas granjas a otras, aquí ordeñaba las vacas; allí ayudaba a la granjera con el agua fresca del pozo; más allá había que llevar aceite para los motores o gasóleo para poder poner en funcionamiento a los tractores; abono para que las plantas crecieran fuertes o granos de maíz para las gallinas y sus pollitos.
Conversaba poco con las gentes del lugar, no se puede coger cariño a los desconocidos, ni a mi amiga l…

SONETO A LA SIERRA DE PELA

SIERRA DE PELA...
(A mi sobrino Fco Javier J M )
No hay en el mundo, para mí, una cumbre, ni un pico, ni montaña que me rija o conquiste con gana tan prolija como lo hace esta sierra con su herrumbre.
Desde mi lejanía la vislumbre y su llama de faro me dirija, que es imagen que a mí me regocija y siempre necesito que me alumbre.
Ella está en la raíz de mi penar, sobre el pueblo en el que una sementera aparqué mi faena de espigar y olvidé la alegría de mi era. ¡Quién sus peñas volviera a jalonar para bajar lozana su ladera!


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥