Ir al contenido principal

UNA MUJER ES GOLONDRINA


Obra de Daria Petrilli, Italia

Una mujer es pájaro,
golondrina de porcelana
ligera, nerviosa, huidiza 
canta, gorjea feliz
y vuela…
Al abierto mundo
bajo los árboles frescos,
realiza acrobacias sencillas
milenarias piruetas
y en el riachuelo del olvido bebe
mientras mira de reojo
al ínfimo movimiento, teme y pía,
teme y se equilibra a saltitos
en la misma piedra.
Con la mansedumbre del hambre
roza espigas maduras, volandadas,
acicala sus bellas plumas, crepitan,
se disfraza de ganas y pensamientos,
busca nido, sostén, así espanta su culpa
de ave, da igual la casa y sus pilares,
puede ser un sombrero vuelto que remedie
su tristeza vagabunda, la soledad lejana.
Ese viaje eterno es un rayo
que engendra su vientre
de algodones y nubes ciegas,
transparente burbuja,
manto que arropa los latidos,
torbellino que encierra a unos ojos
de otros ojos, aún limpios, que sueñan
en la desnuda agua que se desprende
como maraña de carne temblorosa,
un revuelo alto que acompaña a la fatiga.
Allí, bajo la luna, en su tránsito
por los jardines de espejos,
de lo que imaginó un palacio, allí,
acaso allí estuvo su jaula sin puerta,
qué más da, ella se siente libre,
sus manos se hacen alas de pájaro de luz
y vuela…
Una mujer es pájaro
golondrina de porcelana
ligera, nerviosa, huidiza
canta y gorjea feliz.
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!}

Comentarios

Entradas populares de este blog

UNA MANZANA EN LA NEVERA de Sandra Sánchez

UNA MANZANA EN LA NEVERA de Sandra Sánchez, por Caridad Jiménez Parralejo (BREVE RESEÑA del POEMARIO de la editorial Piediciones, publicado en Octubre de 2017.)
Abrí la puerta de la nevera y no tuve que meter mi cabeza adentro para ver cuál era su contenido, saltaba a la vista una roja manzana. 

Una manzana en la nevera de la poeta asturiana Sandra Sánchez, es una nevera en modo libro que si a su vez abrimos su puerta o cubierta, ¿qué ocurrirá? Seguramente se encienda la lucecita como en la nevera y tal que si fuésemos Adán y Eva, mordamos la manzana.
Con el primer muerdo a su manzana se nos escancia en la boca un sabor poético a carpe diem como en el poema Un día abrí los ojos cuando dice: “Un día abrí los ojos/ y habían pasado veinte años./ … Apenas nada.” y que nos va a acompañar en cada mordisco, unas veces en primer plano y otras como un regusto, tales son los casos de Gameovercuando dice: “…de saber de qué va el juego éste/ -al fin-/ en el que sólo hay una vida.”; y también en Apren…

SONETO A LA SIERRA DE PELA

SIERRA DE PELA...
(A mi sobrino Fco Javier J M )
No hay en el mundo, para mí, una cumbre, ni un pico, ni montaña que me rija o conquiste con gana tan prolija como lo hace esta sierra con su herrumbre.
Desde mi lejanía la vislumbre y su llama de faro me dirija, que es imagen que a mí me regocija y siempre necesito que me alumbre.
Ella está en la raíz de mi penar, sobre el pueblo en el que una sementera aparqué mi faena de espigar y olvidé la alegría de mi era. ¡Quién sus peñas volviera a jalonar para bajar lozana su ladera!


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥